Iniciar la Copa Oro con una victoria en casa, esa es la convicción con la que la Selección Nacional regresó a los entrenamientos en el Complejo Deportivo FEDEFUTBOL-PLYCEM la mañana de este viernes.

Los 23 seleccionados que disputaran el máximo torneo de la región pasaron la página luego del fogueo contra Perú y estuvieron hoy a las órdenes del profesor Gustavo Matosas, con el objetivo de entrar en el 11 inicial que debutará contra Nicaragua el domingo 16 de junio.

Pese a quedar en la lista definitiva para la Copa Oro, los seleccionados saben que no deben de confiarse, por el contrario deben rendir al máximo en los entrenamientos para así no solo seguir afianzando la idea colectiva, sino sacar el mejor óptimo rendimiento de cada jugador, mismo que les dio la oportunidad de llegar aquí.

“Uno trabaja fuerte para llegar a la selección, estoy contentísimo y tratando de aportar lo máximo, siempre con la idea de estar preparado por si en algún momento se da la oportunidad. Uno sabe que hay buenos porteros, pero yo sabía que si uno se esforzaba y mostraba nivel podía estar aquí. Yo trato de aprender bastante de mis compañeros, para mejorar y tomar experiencia en Selección, que es totalmente diferente al club.”, indicó el arquero Bryan Segura.

Otro que también está aprovechando esta oportunidad es el joven delantero Myron George, quien agradece el hecho de tener a su lado compañeros experimentados en su posición, los cuales lo motivan para demostrar sus cualidades y seguir mejorando el rendimiento tanto a nivel personal como grupal.

“Agradecido con Dios por darme la oportunidad de estar acá. Me he sentido muy bien, me he adaptado bien al grupo, poco a poco me siento de la mejor manera y voy dando mi mejor versión, tenemos que seguir trabajando para el partido contra Nicaragua y sacar lo tres puntos que es lo importante”, manifestó George.

Por su parte, el volante Elías Aguilar, también se prepara para lo que será su primera Copa Oro, por lo que, aparte de estar preparado y cumplir en cancha con la parte física, afirma que el trabajo en lo mental es fundamental, ya que la preparación para un torneo como estos debe de tomarse en cuenta todo tipo de factores que se puedan presentar en el camino.

“Contento, el llamado es una felicidad, venir el país y compartir con mi familia. El estar en la selección es un orgullo estamos mentalizados al 100% en lo que se viene y hacer las cosas de la mejor manera. Hay que estar preparados mentalmente, confiando en Dios y obviamente trabajar muy fuerte para que las cosas se den”, concluyó Elías Aguilar.

Nota por Daniel Quirós León, colaborador de la Dirección de Comunicación de la FEDEFUTBOL.