Frisco, Texas, Estados Unidos. Tras conseguir el pase a los cuartos de final, la selección de Costa Rica retomó los entrenamientos pensando en Haití, el último rival que enfrentarán en la fase de grupos y con el que se disputará la primera posición.

Esta mañana el equipo se dividió entre los que tuvieron minutos ante Bermudas, quienes se quedaron en el hotel de concentración con trabajos de recuperación, así como terapia, y los que no participaron, asistiendo a las canchas del Toyota Center a realizar una práctica un poco más corta debido a que la delegación costarricense deberá partir en horas de la tarde a New Jersey, localidad donde el próximo lunes enfrentarán a los haitianos.

Después de conseguir el objetivo más importante: ganar, y tras afianzarse en la primera posición del grupo B, los seleccionados reconocen que, como en toda competencia, aún tienen cosas por mejorar.

“Debemos aceptar que quizá no se jugó como lo esperábamos, pero conseguimos la victoria y es lo que en este momento importa. Evidentemente siempre hay cosas por analizar para cambiar o hacer de la mejor manera, pero no podemos enfrascarnos en un solo partido, ahora tenemos que enfocarnos en Haití, porque con ellos definiremos nuestro rival en la siguiente etapa”, dijo el capitán de la Tricolor Bryan Ruiz.

Claros de que el próximo lunes 24 de junio enfrentarán a otro equipo del Caribe, quienes se caracterizan por su fortaleza física y la velocidad, los dirigidos por Gustavo Matosas reconocen que el duelo ante los haitianos será incluso más duro que el jugado el pasado jueves.

“La verdad es que todo es para mejorar, al final ganamos, pero tenemos detalles por mejorar y sabemos que debemos entrenar fuerte para hacerlo. Haití nos va a complicar y eso lo tenemos claro, pero nosotros llegaremos a dar lo nuestro y a defender el primer lugar”, manifestó Elías Aguilar, quien fue ayer elegido por la CONCACAF como el mejor jugador del encuentro.

Uno de los jugadores experimentados y capitanes del equipo patrio, Celso Borges, pidió no menospreciar al rival y aseguró que se ganó con convicción, sumando tres puntos que hoy nos tiene en cuartos de final de la Copa Oro 2019.

“Siento que hay decisiones que mejorar, yo creo que Bermudas hizo una buena presión, no veo el resultado como raquítico ni mucho menos. El equipo sigue mostrando una buena línea, seguimos sólidos con lo que queremos. Ganamos con convicción, pero sabemos que debemos mejorar”, indicó Borges.

Tras la práctica de este viernes de momento el cuerpo médico no reporta ninguna baja para el duelo ante Haití, solamente golpes normales producto del partido.

Costa Rica tiene programado salir este viernes en vuelo charter a las 2 p.m. rumbo a New Jersey, arribando a las 6:15 p.m. (hora local). Como parte del cronograma llegarán a cenar y descansar para regresar a los entrenamientos con la totalidad de los jugadores el sábado.