Desde antes de que el sol salga por completo ya las seleccionadas han iniciado con la práctica matutina, preparación para los Juegos Panamericanos en donde 26 jugadoras se esfuerzan al máximo por ser de las 18 que representarán al país en estas justas.

Y es que la competencia no es nada fácil en la Tricolor. Jugadoras mundialistas mayores y menores, así como las que aún no tienen una copa del mundo, pero sí procesos eliminatorios, todas luchando por uno de los puestos para estar en este torneo que iniciará el 28 de julio en la ciudad de Lima, Perú.

“Esta es la segunda semana de trabajo, hace unos días estábamos en diagnósticos para ver cómo estaban las jugadoras, ahora buscamos más intensidad, equilibrar las cargas. Queremos un equipo dinámico, con más movilidad e intenso; un equipo que vaya a competir”, dijo la directora técnica, Amelia Valverde.

La selección debutará en los juegos Panamericanos el próximo 28 de este mes ante Panamá, el segundo encuentro será ante Perú el 31 del mismo mes y cerrará la fase de grupos ante Argentina el 3 de agosto.

“Panamá es un rival conocido, estamos en la recopilación de información porque Perú tuvo cuatro fogueos, estas dos selecciones son muy similares, nos van a exigir mucho físicamente, por su parte a Argentina las vimos en el mundial en donde hizo una buena presentación”, dijo la estratega.

Dentro de las convocadas que se encuentran entrenando con la selección está la guardameta Priscilla Tapia, quien tiene experiencia en procesos menores, pero por circunstancias personales estuvo alejada de la Tricolor por más de 7 años y ahora vuelve, con todo el ánimo de ganarse un puesto.

“Siempre agradecida con la vida por estas oportunidades, he estado mucho tiempo fuera de selección, pero quiero ganarme un cupo. La competencia es muy bonita y esto le hace bien al fútbol femenino porque hay arqueras de muy buen nivel”, comentó la portera de la Tricolor.

Por su parte, la jugadora Priscilla Chinchilla enfatizó que trabajan día a día pensando únicamente en traerse una medalla de los Juegos Panamericanos.

“Los entrenamientos están súper fuertes, pero todas trabajamos duro porque queremos traernos una medalla. Solo con esfuerzo y dedicación podemos darles una pelea a estas selecciones y hacer un buen papel”, expresó Chinchilla.

La selección arrancó los entrenamientos el miércoles 26 de junio a tiempo completo, iniciando a las 5:45 a.m. con trabajos en gimnasio y finalizando pasadas las 8:30 a.m. en cancha. Trabajarán continuamente hasta el próximo 23 de julio que saldrán hacia tierras peruanas.