Randall Campos, fotógrafo de la Federación Costarricense de Fútbol (FEDEFUTBOL) completó su primera carrera oficial luego de pasar de 123kgs a 78 kgs en 18 meses. Completó 15 kilómetros en 1:24:29.

Sin lugar a duda, Campos fue el gran vencedor de la carrera New Balance, sin necesidad de llegar de primero, ni siquiera entre los 20 puestos iniciales. Cruzar la meta y terminar los 15 kilómetros le dan un título mucho más importante.

Cuando la mayoría se resigna a que con la edad deben aguantarse varios kilos de más, Campos dijo “no más” y decidió cambiar su estilo de vida. Sin cirugías, medicamentos, ni dietas raras o extremas, en tan sólo año y medio es un hombre diferente, por dentro y por fuera, a punta de ejercicio y nuevos hábitos en su alimentación.

Su peso en enero del 2018 era de 123 kilos, y eso le había traído varias complicaciones de salud.

“La obesidad es una enfermedad y yo era muy irresponsable con mi cuerpo, no me importaba, hasta ignoraba secuelas importantes como el cansancio, limitación de movimiento y una complicación del nervio ciático que me afectaba mucho, además de que era sujeto a burlas siempre” dice Randall.

La nutricionista Alhelí Mateos de la FEDEFUTBOL fue la primera persona que lo atendió para hacer el cambio en su estilo de vida. “Efectivamente, un día llegó a mi consultorio y me dijo, ¿cómo hago para ser una persona saludable? Si la persona está convencida de que es lo que quiere, es más fácil. Hablamos de porciones, cantidades, ejercicio, etc; Randall tomó las riendas de su alimentación y él hizo el resto a pura disciplina”.

Randall agrega, “empecé a ir al gimnasio y a hacer los cambios necesarios, especialmente no comer a deshoras y alimentos que ya uno sabe que no son saludables; empecé a consumir mucha ensalada, frutas y agua, poca harina, comiendo de todo pero en las cantidades necesarias. Al principio cuesta muchísimo porque pasar de un régimen de alimentación a otro tan diferente fue complicado, pero lo logré”.

Y ahora Campos desea que su ejemplo cale en otros que creen que no se puede. “A mis 55 años pude haberme resignado a mi peso de 123 kilos, pero ahora, ir a una tienda y buscar camisa M cuando antes pedía XXL o pasar de pantalones talla 42 a 30 me permite vivir un momento de paz interior y agradecimiento a Dios, porque Él me ayudó dándome la fuerza para lograr el cambio”.

El reconocido fotógrafo de la Federación de Fútbol terminó la Carrera de New Balance sin contratiempos a pesar de ser su primera prueba oficial, pero más allá de la medalla que recibió, su verdadero triunfo está a otro nivel. “Hoy terminar esta competencia es el premio que Dios me da, porque fue una bendición poder hacer un freno en mi vida desordenada para pensar en mi bien, en mi vida. Tengo un gran amigo que me regaló un reloj para correr, y ahí fue cuando me comprometí conmigo mismo a hacer esta carrera. Es la coronación de un proceso que jamás pensé que lograría. ¿Correr 15 kilómetros? ¿Llegar y recibir una medalla por mi esfuerzo? 18 meses después el milagro de Dios está aquí … estoy cruzando la meta. Hoy me siento una persona diferente, demasiado feliz”.

Fotos cortesía José Cordero, Imágenes en Costa Rica.