Más de 20 años como árbitro profesional, 8 de ellos como internacional y en la actualidad es instructor de Concacaf y de FIFA. Estos son parte de los atestados de Jeffrey Solís, quien ha sido designado como Coordinador de la Dirección de arbitraje e instructor de los silbateros nacionales.

Dominar cinco idiomas (inglés, francés, portugués, italiano y español), ser instructor internacional y conocer todo el ámbito del referato costarricense, hicieron que el reconocido exárbitro fuese la persona idónea para asumir los puestos.

En el último año, luego de retirarse de las canchas, inició su carrera como asesor e instructor, preparándose en el FIFA Master Course en Qatar, así como en el Curso de Asesores de Concacaf en Guatemala y en el Curso de instructor de FIFA en Guyana, entre otros.

Solís asumió como instructor del panel arbitral desde el pasado viernes 1 de noviembre y este martes tuvo su primera sesión de trabajo en la cancha con los silbateros.

“La intención es trabajar, hay un buen departamento, un buen panel de árbitros y vamos a generar programas de capacitación y nivelación del material humano que tenemos para mejorar en pro del fútbol costarricense”, comentó Jeffrey Solís.

Además, el nuevo coordinador indicó que, “ser arbitro siempre es un reto, estar al frente de los silbateros es un reto multiplicado por cien porque no depende solo de mi trabajo, sino del de otras personas a las que estamos guiando. Vamos a coordinar, supervisar e implementar de manera que los trabajos de ellos (árbitros) muestren alguna diferencia a partir de este momento”.

Jeffrey Solís inició en 1999 su camino en el arbitraje nacional, en el 2010 recibió el gafete FIFA e inició su participación en eliminatorias mundiales y olímpicas de UNCAF y CONCACAF. Dirigió en dos Copa Oro 2011 y 2013, en los Panamericanos Toronto 2015, en la Copa Centroamericana USA 2014 y la final de Liga de Campeones de CONCACAF del 2015 entre Montreal Impact de Canadá ante América de México.

Solís sumó en su trayectoria como árbitro más de 300 partidos dirigidos, entre ellos 7 clásicos nacionales. Estuvo en 12 finales de la Primera y Liga de Ascenso.

Jeffrey tiene 45 años y cuenta con la carrera de Administración y Contaduría pública.

“Tengo un buen bagaje para compartir mi experiencia ahora desde otro ángulo y perspectiva a muchachos nuevos. Es importante recordar que tenemos una generación casi en un 90% nueva y que hay que ayudarles con esa experiencia y conocimiento adquirido”, dijo.

Sobre las funciones que tendrá el exsilbatero explicó que, “estamos a cargo de la parte técnica, física y nutricional de todos nuestros árbitros, y vamos a implementar herramientas de trabajo para poderlos medir adecuadamente. Tenemos también a cargo futbol sala y playa y vamos a trabajar con ellos con programas de capacitación, instrucción y generar nuevos asesores”.