La Comisión de Arbitraje de la Federación Costarricense de Fútbol (FEDEFUTBOL) decidió apostar por un silbatero experimentado para que imparta justicia en el primer clásico del año.

Esa responsabilidad fue cedida a Henry Bejarano, quien dirigirá el próximo domingo 9 de febrero el duelo entre el Deportivo Saprissa y la Liga Deportiva Alajuelense, por el Campeonato Nacional de la Primera División, en el estadio Ricardo Saprissa.

A Bejarano lo respalda una carrera de 24 años como árbitro, de los cuales 10 ha sido como silbatero internacional. El clásico del próximo domingo será su número 15, mismo que espera con la convicción de que podrá sacar bien la tarea.

“Es una gran responsabilidad la que nos entregan, pero sin temores asumimos el reto. Son dos equipos muy importantes del país los que se enfrentarán y esperamos que lleguen a jugar fútbol, para nosotros solamente aplicar las reglas de juego”, dijo el árbitro.

Henry Bejarano indicó que con su grupo de trabajo valorarán el momento en que llegan saprissistas y manudos, pero sobre todo se enfocaran en el que el domingo todo fluya para que haya un buen control y manejo del juego.

“Mentalmente se maneja diferente un clásico, pero gracias a Dios no es mi primer juego de este tipo, por lo que me encuentro motivado y muy tranquilo. El mismo domingo nos enfocaremos en el partido, dejando de lado los nervios para esperar la hora y dar el pitazo inicial”, puntualizó el silbatero.

Junto a Bejarano estarán los asistentes arbitrales Octavio Jara y Douglas Zúñiga, mientras que como secretario arbitral estará Juan Gabriel Calderón.

El duelo entre Saprissa y Alajuelense se jugará el próximo domingo en el estadio Ricardo Saprissa, a partir de las 4:30 p.m.