El Tribunal Disciplinario de la Federación Costarricense de Fútbol (FEDEFUTBOL) dio a conocer las multas y sanciones tras disputarse la jornada 8 del Campeonato Nacional de la Primera División.

La Asociación Deportiva San Carlos fue multada con 200 mil colones debido a que más de cinco personas recibieron sanciones disciplinarias por parte del cuerpo arbitral, esto de conformidad con el artículo 41, inciso 1 del Reglamento Disciplinario del Fútbol de la Primera División, ya que por sétima ocasión en la temporada el club incurre en conducta incorrecta.

El jugador sancarleño Marcos Mena Rojas deberá purgar seis partidos de suspensión y una multa de 325 mil colones, desglosada la sanción de la siguiente manera:

  • Un partido de suspensión y una multa de 75 mil colones por recibir dos tarjetas amarillas en un mismo partido.

  • Cuatro partidos de suspensión y una multa de 175 mil colones por utilizar lenguaje ofensivo en contra de los oficiales de partido.

  • Un partido y 75 mil colones por negarse a acatar de manera expedita la expulsión, atrasando así la reanudación del juego.

Al preparador de porteros, Frank Carrillo Méndez, de la AD San Carlos se le sancionó con cuatro partidos y una multa de 175 mil colones por utilizar lenguaje ofensivo en contra de los oficiales de partido.

Del equipo U-Universitarios se sancionó al jugador Esteban Marín Murillo con un partido y una multa de 75 mil colones por evitar un gol al impedir el avance de un contrario.

El jugador Royner Rojas Dinarte del club universatorio deberá purgar dos partidos de suspensión y una multa de 100 mil colones, por ser culpable de juego brusco grave al realizar una entrada con uso de fuerza excesiva en contra de un adversario.

El director técnico de La U, Marvin Solano Abarca, fue amonestado con un partido de 75 mil colones, esto por protestar una decisión arbitral.

Se sancionó al delegado de campo del equipo universitarios, Vinicio Mora Chávez, con cuatro partidos y 175 mil colones, por utilizar lenguaje ofensivo en contra de un oficial de partido; así como una multa de 400 mil colones para el club, debido a que uno de sus oficiales ofendió a los árbitros del encuentro.

La U Universitarios deberá cancelar 200 mil colones ya que por quinta ocasión en la temporada el club incurre en conducta incorrecta, debido a que más de cinco personas recibieron sanciones disciplinarias por parte del cuerpo arbitral.

Por octava ocasión en la temporada los equipos Jicaral Sercoba y AD Santos incurren en conducta incorrecta, debido a que más de cinco personas recibieron sanciones disciplinarias por parte del cuerpo arbitral, por esta razón es que deberán pagar una multa de 200 mil colones.

El jugador de Deybis Jiménez López del Municipal Pérez Zeledón fue sancionado con dos partidos y una multa de 100 mil colones, por ser culpable de juego brusco grave.

De la Liga Deportiva Alajuelense, el jugador Alexander López Rodríguez deberá purgar tres partidos y una multa de 125 mil colones por patear a un adversario sin estar en disputa el balón.

El jugador Manfred Ugalde Arce del Deportivo Saprissa fue sancionado con cuatro partidos y una multa de 250 mil colones, desglosada la sanción de la siguiente manera:

  • Un partido de suspensión y una multa de 75 mil colones por lanzar el balón contra un jugador del equipo contrario.

  • Tres partidos de suspensión y una multa de 175 mil colones por emplear lenguaje ofensivo en contra de los oficiales de partido.

Tras disputarse el clásico nacional el Deportivo Saprissa tuvo una serie de sanciones y multas, desglosados de la siguiente manera:

  • 200 mil colones por ser reincidente en el lanzamiento de objetos no peligrosos (rollos de papel) desde las graderías hacia el terreno de juego.

  • 150 mil colones al ser la segunda ocasión en la temporada en que se ingresan objetos prohibidos (bombas de humo) al estadio.

  • Un millón de colones y la clausura de un 20% de la capacidad del sector de gradería con el menor valor de venta por boleto, en virtud de que por segunda ocasión (la primera como visitante) en la temporada, su afición provoca riñas en las graderías, esto de conformidad con el artículo 71 inciso 1 del Reglamento Disciplinario del Fútbol de la Primera División. Asimismo, se le hace el apercibimiento al Deportivo Saprissa que, de volver a incurrir en la falta regulada en este artículo, se procederá con el veto de uso del estadio Ricardo Saprissa por un partido.