El Tribunal Disciplinario de la Federación Costarricense de Fútbol (FEDEFUTBOL) dio a conocer las multas y castigos tras jugarse la décima fecha del Campeonato Nacional de la Primera División.

El director técnico de Limón, Ricardo Allen Thomas, fue castigado con un partido de suspensión y 75 mil colones por protestar decisiones de manera airada.

Los equipos, Limón FC y Guadalupe FC, deberán cancelar 200 mil colones cada uno, debido a que los limonenses, por tercera ocasión en la temporada, incurrieron en conducta incorrecta, ya que más de cinco personas recibieron sanciones disciplinarias por parte del cuerpo arbitral. Mientras que los guadalupanos cometieron la misma falta por sexta vez en la temporada.

Se determinó sancionar a los jugadores Keilor Soto Vega, del Municipal de Pérez Zeledón y Lautaro Jesús Araya de Guadalupe con un partido de suspensión y 75 mil colones, por recibir cinco tarjetas amarillas en un mismo campeonato.