Valorando el poco más de un mes que tiene a cargo de la selección sub 20 masculina, el director técnico Vladimir Quesada enfatizó que está contento con los jugadores que tiene por lo que se está enfocando en que el grupo se logre compenetrar bien para definir los jugadores con los que empezará a trabajar de cara a la eliminatoria.

Quesada explicó que arrancarán los entrenamientos con un equipo no mayor a 24 jugadores y que se mantendrá con la base hasta que llegue la eliminatoria, ya que busca que el equipo se logre conocer y adaptar bien.

“Tenemos muchas fortalezas, encontramos una buena selección ya con un camino recorrido y bastante establecido. Me estoy abocando a definir el grupo con el que trabajaremos, sin dejar de lado que todos tienen la puerta abierta, pero la idea es ir depurándolo. Calidad y cantidad tenemos, individualidades también, pero los partidos no se ganan así, sino logrando un conjunto y con asociaciones de los jugadores, por eso queremos fortalecer esta parte”, dijo el estratega.

Hablando un poco de tecnicismos del fútbol, el timonel comentó que trata de que los jugadores entiendan bien la definición de sistema y que se den cuenta que cada uno es la pieza importante para que éste funcione.

“Estamos fortaleciendo trabajos específicos de línea, defensa-ataque, bloque profundo y en el planteamiento en el terreno de juego. La definición dice que es un conjunto de partes interrelacionadas entre sí, entonces eso les digo a los jugadores, que ellos son esas partes y que cada uno debe conocer bien su posición, pero también la del que tiene a la par, adelante y atrás para que todo funcione”, comentó Quesada.

Vladimir, por su parte, habló sobre las buenas conclusiones que sacó de los dos fogueos ante Honduras, encuentros que realizó el pasado 26 y 28 de febrero en San Pedro Sula, sede donde se realizará en junio el Premundial Sub 20 de CONCACAF y que la Tricolor empató el primero 1 – 1 y cerró con victoria de 1 – 2.

“Es positivo, no sólo valoramos lo que se hizo sobre el terreno de juego, sino también los comportamientos en el bus, aeropuerto, en hotel y en las horas de comida, todo eso cuenta. En cancha el trabajo por líneas, la presión avanzada, cuando el rival tenía la pelota y las transiciones, se hicieron bastante bien, nos deja contentos, porque hay margen para trabajar”, dijo.

El estratega estará entrenando de lunes a jueves en el Complejo Deportivo Fedefutbol-Plycem con un grupo promedio de 22 jugadores.