Tras la suspensión de diversos encuentros amistosos y torneos oficiales, la Federación Costarricense de Fútbol (FEDEFUTBOL) decidió suspender todos los entrenamientos de las selecciones nacionales masculinas y femeninas.

Prevenir cualquier tipo de contagio que exponga la salud de las y los seleccionados, así como de sus cuerpos técnicos y el personal de la FEDEFUTBOL, fue la principal razón por la que el Comité Ejecutivo tomó esta disposición de suspender las prácticas que se realizan diariamente en las instalaciones del Complejo Deportivo FEDEFUTBOL – Plycem.

La medida empezará a regir a partir de este viernes 13 y hasta el 23 de marzo.

“Conversamos con los cuerpos técnicos y evidentemente comprendieron que en este momento se está viviendo una situación de salud que está afecta a todo el mundo, por lo que sin dudarlo desconvocaron a sus jugadores y jugadoras para en los próximos días valorar cuándo es conveniente retomar las prácticas”, comentó el director de selecciones nacionales Diego Brenes.

La medida aplica también para todos los integrantes de la selección preolímpica, quienes oficialmente fueron comunicados por la CONCACAF de la suspensión del torneo eliminatorio que estarían disputando en Guadalajara, México, del 20 de marzo al 5 de abril.

El equipo que dirige Douglas Sequeira tenía planificado jugador dos encuentros amistosos ante su similar de Honduras este viernes y el próximo domingo, para partir el lunes 16 de marzo rumbo a México.

Por ahora el cuerpo técnico de la sub 23 envió a los jugadores a sus equipos, quedando a la espera de que la CONCACAF informe las fechas en que se estará reprogramando la eliminatoria olímpica.

Otra selección que se ve afecta es la mayor femenina a quienes también se les canceló el encuentro amistoso que disputarían el 8 de abril ante su similar de Brasil.

Por la afectación que ha generado de manera internacional el Coronavirus COVID-19, en primera instancia se decidió que el partido que enfrentarían las dirigidas por Amelia Valverde se jugaría a puerta cerrada, pero tras conversaciones con personeros de la Federación Brasileña de Fútbol se decidió suspender el fogueo.