Una vez presentada la documentación de cada uno de los 12 equipos de Primera División, el Comité de Licencias de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol), ahora se centra en un proceso de análisis que se extenderá por alrededor de 3 semanas o un mes.

A pesar de la crisis sanitaria que atraviesa el país con el Coronavirus Covid-19, Jorge Gutiérrez, presidente de la Comisión de Licencias, junto a su equipo de trabajo, están en sus casas evaluando y revisando cada documento presentado por los equipos.

Según explicó Gutiérrez, en una revisión preliminar, lo presentado por los clubes “se ve bastante bien”, sin embargo, entrarán a revisar detalles específicos que deben aprobar los equipos para recibir la licencia de participación el próximo mes de mayo.

“Nos estamos dando a la tarea de analizar todo y eso nos va a tomar como un mes. Ahora con este tema, lo que hemos hecho es que escaneamos documentos y revisamos desde la casa, especialmente la parte financiera, porque es la más delicada”, señaló Jorge Gutiérrez.

Además indicó que «la Fedefútbol esta atenta a las medidas que tome FIFA y Concacaf respecto de la vigencia de las licencias y los nuevos otorgamientos; en virtud del Covid-19 que originó alteraciones al calendario».

Para obtener la licencia, los clubes tuvieron que presentar documentación sobre 5 criterios. Acá mencionamos algunos ejemplos que se toman en cuenta para cada categoría:

  • Infraestructura: Por ejemplo, contar con un campo con medidas establecidas por FIFA, contar con un estadio y una sede alterna, así como con una gradería.
  • Administrativo: Llenar formularios, que los clubes tengan fax, correo electrónico, que haya una oficina física, un gerente.
  • Deportivo: Contrato e inscripción de jugadores, programas de liga menor, exámenes médicos anuales, asistir a capacitaciones arbitrales y de antidopaje.
  • Legal: Que tengan personería, saber quiénes son los accionistas y el haber cumplido con la ley de declaración de accionistas, estar al día en Tributación, la Caja y declarar si tienen deudas con algunos jugadores.
  • Financiero: Estados financieros anuales, transparencia financiera, conocer el origen de los fondos de los equipos y sobre todo, si los equipos serán administrados por terceros.

Para la Comisión, este es el momento de llevar el fútbol a un nivel de profesionalización mayor, aunque ya vienen trabajando en un proceso desde el 2016. En ese momento los requisitos eran color verde, en el 2018 fueron color amarillo y ahora son color rojo. El nivel de tolerancia de la Comisión con los equipos ha ido bajando.

“Por ejemplo, si un equipo es una asociación y entonces viene una empresa que quiere administrarlos, entonces esa empresa debe enseñarnos quiénes son, quiénes están detrás, deben presentar un plan de trabajo y tener todo el respaldo financiero, para prácticamente entregar una licencia nueva”, señaló Gutiérrez.

Pasaba mucho que los equipos tenían un contrato de administración, pero no lo reportaban al Comité de Licencias. Ese tipo de anomalías son las que el Comité de Licencias pretende erradicar al endurecer los requisitos para obtener el permiso de jugar.

Una vez que termine el proceso de análisis de la Comisión, darán una respuesta a los equipos. Estos tendrán derecho de apelar si así lo amerita el caso. Después de eso, entregarán las licencias. Los clubes sabrán si pueden o no jugar antes de que inicie el campeonato de Apertura 2020.

Las licencias de la Liga de Ascenso (LIASCE) se estarían prorrogando seis meses para empezar el proceso en noviembre.