La situación que atraviesan el país y el mundo con el Covid-19 nos ha condicionado a tomar una serie de medidas sanitarias, así como quedarnos en casa para evitar la propagación del contagio. Para hacer más llevadero el aislamiento se han dado muchos consejos para realizar actividad física, para la nutrición o de posturas para el teletrabajo desde el hogar, pero no podemos descuidar también la salud mental.

“El distanciamiento social, la incertidumbre y el miedo nos están poniendo a prueba. Permanecer días en casa y alejados de nuestra cotidianidad tiene consecuencias en las tres dimensiones psicológicas básicas: pensamientos, emociones, y conductas, las cuales pueden hacer sentir miedo, ansiedad, aburrimiento y frustración”, explicó el psicólogo deportivo de la Federación Costarricense de fútbol, Diego Hernández.

Y para ello, Hernández, destaca que es oportuno ponerse la “10 psicológica” en estos momentos, y da estrategias para tomar en cuenta:

1-Seleccionar las fuentes de información. Procure confirmar la veracidad de la fuente de (idealmente instituciones gubernamentales).

2-Evitar el exceso de información. Tener una sana exposición al tema puede colaborar a reducir la ansiedad.

3-Incorporar estrategias de afrontamiento. La forma como afrontamos las situaciones estresantes determina en gran parte cómo nos sentimos frente ellas. Una forma adaptativa sería ejecutar las recomendaciones que emanan de las autoridades de salud del país, cuidar y colaborar con personas que están dentro de la población de riesgo.

4-Planificar el día. Enlistar las tareas, así como mantener un horario fijo para comenzar el día y realizar las actividades planificadas.

5-Intercalar actividades agradables y desagradables. Intercalar las actividades que sabemos que debemos hacer, pero no nos gustan tanto, con otras que tal vez no sean prioridad, pero nos agradan más.

6-Mantener activa nuestra vida social. La tecnología es nuestro mejor aliada.
Afortunadamente vivimos en la era de las redes sociales, y si bien en ocasiones pueden ser perjudiciales (exceso y malas fuentes de información) en este caso pueden ayudar a disminuir los efectos del distanciamiento social, organizando encuentros virtuales con aquellas personas que deseamos ver. Recordemos la importancia de la buena calidad de las relaciones.

7-Realizar actividad física y ejercicio. Puede ser algún programa de entrenamiento en casa, con los accesorios que tenga a mano. Existen en la actualidad muchas aplicaciones para descargar en los teléfonos celulares y tablets, que permiten mantener rutinas de entrenamiento diversas, o bien consultar al profesional en la materia.

8-Inscribirse en actividades de formación académica o intelectual. Propóngase aprender algo nuevo a través de tutoriales o cursos online, hay muchos gratuitos y de calidad.

9-Mantener los horarios del sueño. Evite caer en prolongadas horas de sueño o por el contrario conciliar por poco tiempo el sueño bajo el argumento que hay poco que hacer.

10-Diseñe nuevas rutinas. Es un gran desafío que requiere flexibilidad y tener en cuenta que se requiere un esfuerzo significativo, pero se obtienen grandez recompensas a nivel mental.

“La recomendación general es pensar que no estamos en una celda de aislamiento, sino caminando hacia la vida. Mantenerse en casa es la medida más eficaz para ganar esta batalla”, concluyó el psicólogo deportivo.