Preocupado, tenso y con una gran incertidumbre de lo que pueda pasar en el futuro más inmediato, así asegura sentirse el joven jugador costarricense Ian Smith, quien con dos años de vivir en la localidad de Norrköping, Suecia; está seguro de que es la experiencia más dura que ha vivido lejos de su hogar.

No poder controlar lo que sucede a su alrededor y viendo que las máximas autoridades del país donde milita hacen poco, asusta al defensor de la Tricolor; quien asegura que aunque trata de extremar medidas de higiene y de controlar el estrés que le genera la situación mundial, la falta de preocupación de los suecos lo abruma.

“Son momentos complicados, porque es algo que se sale de las manos de todos. Yo trato de estar en el apartamento, de salir solo para entrenar o comprar alimentos. Me siento un poco preocupado por todo lo que está sucediendo y más estando lejos de mi familia”, comentó Smith.

En momentos donde muchos países del mundo se vieron paralizados, Suecia no. El país escandinavo apostó a luchar contra el COVID-19 mediante la inmunidad de rebaño, sin detener el funcionamiento normal del país, lo que a hoy los tienen con más de 10 mil casos confirmados de enfermos y más de 900 fallecidos.

“Era preocupante ver que diferentes ligas de todo el mundo estaban cancelando todas sus competencias y acá no…, los del club decían que en la ciudad donde vivo no había mucho riesgo de contraer el virus (el foco de contagio en Suecia está concentrado en la capital, Estocolmo), pero tomando en consideración que es una enfermedad que se propaga fácil y rápidamente, todos los jugadores estábamos preocupados”, dijo el defensor.

El costarricense relató que en primera instancia el campeonato sueco de primera división estaba para reiniciar el pasado 6 de abril, pero los responsables de la liga decidieron aplazarlo para el mes de junio, eso sí, sin detener la preparación de los futbolistas.

“Hasta la semana pasada decidieron darnos 10 días libres y regresamos en los próximos días a los entrenamientos, situación que no nos tiene muy contentos. En el club nos han exigido extremar medidas y solamente ir de la casa al entrenamiento y no salir para nada, así como cerraron el estadio para que solamente entrene el primer equipo, pero de igual manera nos preocupa todo lo que está sucediendo”, manifestó Ian Smith.

El defensor finalizó enviando a un mensaje al pueblo de Costa Rica para que sigan las indicaciones de las máximas autoridades gubernamentales y que no piensen solo en sus familias, sino en las de las demás personas.

“Sigan las instrucciones y hagan caso. Yo estoy en un país donde cada semana se ve cómo sube considerablemente el número de personas contagiadas y de fallecidos por no tomar en serio la situación que está afectando al mundo y al ser poco responsables, por eso piensen en sus familias y en las de los demás, juntos podemos lograr que esto no se siga extendiendo”, puntualizó Smith.