Cumplir un sueño y vivir nuevas experiencias profesionales, con esa convicción viajó la defensora de la selección nacional Gabriela Guillén a Islandia, para jugar con el equipo Thor/KAF; pero toda esa vivencia ha tenido que hacer una pausa por la crisis que se vive por el COVID-19.

Pese a que, Islandia es de los países europeos con menos afectación por el virus, con 1720 infectados y 8 muertes, según la Universidad de Johns Hopkins, y aún no hay cuarentena obligatoria, sí se han suspendido las actividades masivas; lo que ha hecho que Guillén tuviera que cambiar sus entrenamientos a bajas temperaturas por ejercicio, cocina y trabajo “freelance” en casa.

“Para mí como futbolista y más en el extranjero es difícil, dejé Costa Rica en febrero para jugar fútbol, pero no estoy haciéndolo en este momento. Aunque me siento emocionada de lo que viene cuando todo esto pase”, dijo la defensora.

En esta nota Gabriela Guillén, lateral de la Tricolor, nos habla de esta experiencia como legionaria y cómo ha tenido que inscribirse en cursos virtuales y tomar trabajos virtualmente para hacer más fácil su día a día en aislamiento.

¿Cómo ha sido la experiencia en el nuevo club?
Es un país bastante frío. Llegue aquí en febrero y al principio eran difíciles los entrenamientos afuera, casi siempre entrenábamos bajo techo, porque afuera se complicaba mucho. Sufro bastante. Ahora entrenando en casa es más fácil, pero cuando toca salir es complicado. El club me ha tratado bastante bien, y me siento emocionada de lo que pueda venir cuando todo esto pase.

¿Qué medidas ha tomado y cómo está toda la situación allá en Islandia?
La curva va bajando, cada día hay más recuperados de los casos positivos, eso se supone que es bueno. Las restricciones son leves, los lugares públicos están cerrados y estamos para reanudar los entrenamientos el 4 de mayo.

¿Qué seguimiento le da el club?
El club nos manda los planes de fuerza y aeróbico semanalmente e intento, con lo que tengo en casa, de seguirlo de la mejor manera para estar bien cuando regresemos a los entrenamientos. Debemos estar enviando reportes de todo lo que hacemos.

¿Cómo se entretiene y entrena Gabriela para mantenerse activa en estos momentos?
Intento inscribirme en cursos en línea y seminarios, cosas que pueda aprender virtualmente. Intento hacer algún trabajo de freelance para mantenerme despejada y ocupada. Además, de entrenar, cocinar y hablar con mi familia para intentar extrañar menos.

¿Cómo es el contacto con sus familiares en Costa Rica?
Intento estar pendiente de ellos, al igual que ellos de mí para saber cómo está todo por aquí. Hablamos por videollamadas con familiares y amigos que son los que más extraño.

¿Qué mensaje envía a Costa Rica?
Mi mensaje es quédese en casa, aunque las cosas parezcan que están mejorando, hay que seguir unidos en esto, acatando las reglas del Ministerio de Salud y no adaptándolas a conveniencia, las reglas son las reglas. Debemos seguir para adelante que de esta salimos todos juntos.