El Comité de Licencias de la Federación Costarricense de Fútbol dio el aval para que seis estadios de Primera División sean utilizados en la jornada 16 que empieza el próximo martes, cuando se reanude la Liga Promérica bajo estrictas medidas sanitarias.

La Unafut hizo una inspección de los escenarios a la luz del protocolo acordado con el Ministerio del Deporte, la Unión de clubes y esta Federación, y remitió un informe al Comité de Licencias, tal y como corresponde de acuerdo con la reglamentación del balompié nacional.

El Comité verificó los alcances de la inspección y este viernes -en sesión extraordinaria- dio por válido el uso de los estadios bajo condiciones y lineamientos que se indicaron en cada caso particular. La respectiva comunicación fue emitida a Unafut este sábado al medio día.

Los estadios aprobados son Fello Meza (sede de Cartaginés-Alajuelense), Allen Riggioni (Grecia-Pérez Zeledón), Cuty Monge (La U-Santos), Carlos Ugalde (San Carlos-Jicaral), Ricardo Saprissa (Saprissa-Herediano) y Eladio Rosabal Cordero (Guadalupe-Limón).

Los otros reductos deberán recibir el aval en una posterior sesión, antes de que se dispute la jornada del próximo fin de semana.

“Es importante mencionar que los estadios son parte de la infraestructura avalada para ese club; cualquier incumplimiento del protocolo sanitario o en las instalaciones serán causa de que el estadio sea vedado, según reporte del Comisario de Unafut o el árbitro”, indicó Jorge Guitérrez, Presidente del Comité de Licencias de la Federación.

De esta forma, el torneo costarricense se convertirá en el primer campeonato nacional en volver a la actividad en un país del continente americano, sin tomar en cuenta a Nicaragua, que nunca frenó el deporte pese a la pandemia de COVID-19.

La Federación Costarricense de Fútbol ha mantenido una posición activa en la gestión de esta crisis, primero para detener el fútbol a tiempo y ahora para garantizar que regresa en óptimas condiciones de bioseguridad.