Retomar el nivel físico y de competencia, pero sobre todo el nivel que les permita estar de nuevo en la Selección Nacional es el objetivo que tienen jugadoras como María Paula Salas y Lixy Rodríguez que son dos de las futbolistas de La Sele que se encuentran entrenando ya con sus clubes después del parón por la Pandemia del Covid-19.

Para Salas, su inspiración de volver a los entrenamientos con su club es aun mayor, y es que ella es una de las seleccionadas sub 20 que podría estar el próximo año defendiendo los colores patrios con la Tricolor en el Mundial juvenil femenino que se realizará en Costa Rica y Panamá.

La delantera cuenta como se entrenó en casa y cómo intentó seguir todas las recomendaciones de alimentación y descanso necesarias para mitigar lo máximo posible los efectos de no estar entrenando en canchas.

“Volver a entrenar es algo que estábamos esperando con ansias, se nos dio y ahora estamos tomando las medidas sanitarias adecuadas para regresar y entrenar con normalidad. Todos los días tenemos un plan de entrenamiento en casa para llegar bien y no llegar bajas de nivel. Con las comidas y en el sueño me traté de cuidar, algo que me ayudó para llegar ahora a los entrenamientos y sentirme bien”, dijo la seleccionada nacional.

Además, María Paula fue enfática en que su mayor motivación para este año es prepararse lo mejor posible con el fin de disputar su primera Copa del Mundo.

“Me siento privilegiada de saber que vamos a jugar un mundial y para eso se necesita entrenar, por eso estoy feliz de ya estarlo haciendo. Ojalá pronto volvamos a entrenar con normalidad para prepararnos como se debe para ser competitivas en este mundial.

Añadió, “Pese a la situación que estamos pasado y que de paso es muy complicada, la mentalidad es positiva de hacer las cosas bien y entrenar bien bajo todas las medidas sanitarias necesarias”.

Por su parte, la defensa Lixy Rodríguez piensa a largo plazo y es que pese a que la Tricolor Mayor femenina no tienen competencias planificadas, si quiere mantenerse lo mejor posible pensando en ser convocada cuando haya algún juego o torneo.

“Uno siempre se prepara para mantenerse bien, para rendir, competir y para recibir un llamado a la Selección, por eso hay que mantenerse al mejor ritmo para estar ahí”, dijo la lateral izquierda de la Tricolor.

Rodríguez concluyó, “El regreso fue bonito, después de tanto tiempo de no tocar un balón ni correr en un espacio tan amplio como una cancha y convivir con las compañeras hacia bastante falta y estoy súper contenta. Estamos trabajando en grupos, aun no completas, pero estamos felices de volver”, comentó la jugadora de la Liga Deportiva Alajuelense.