Los terrenos de juego de los estadios y sitios de entrenamiento que se usarán para la Copa Mundial Femenina Sub-20 deberán cumplir con los estándares de la FIFA para canchas naturales. El logro de este objetivo contribuirá a dejar un legado para la industria del fútbol costarricense.

El Comité Organizador Local de Costa Rica (COL-CR) trabaja actualmente en los estadios Nacional y Alejandro Morera Soto, así como en los terrenos de juego de Piedades de Santa Ana, el Centro de Alto Rendimiento de LDA en Turrúcares (Alajuela) y las canchas del Complejo Fedefutbol-Plycem.

La preparación y mantenimiento de estas gramillas utilizando el conocimiento y las tecnologías propuestas por la FIFA tendrá un efecto muy importante para la industria del fútbol de Costa Rica, tal y como lo explica Víctor Umaña, Director Ejecutivo del COL.

“Para el Comité Organizador, las labores que se realizan en las diferentes canchas es uno de los principales legados que dejará el Mundial. Eso incluye la tecnología con la cual se preparan y mantienen las gramillas, además del conocimiento que desde la FIFA se traslada a los dueños de los terrenos de juego, el cual eventualmente permeará a todos los participantes del fútbol en Costa Rica”.

El Dr. Oscar Arias Moreira es quien dirige las actividades relacionadas con la preparación y mantenimiento de los terrenos de juego para el COL-CR.

El Dr. Arias, quien realizó sus estudios de posgrado en fisiología vegetal y es pionero en la provisión de servicios tecnológicos para la agricultura en Costa Rica, explica que la principal labor es el establecimiento de una línea base a partir de una evaluación inicial de todos los terrenos de juego. Con base en ello, se define un plan de mantenimiento y corrección con miras a la Copa Mundial.

 

“Empezamos por evaluar el estado nutricional de cada una de las gramillas. Para ello, tomamos muestras que se analizan en el laboratorio y, con base en los resultados, definimos los programas de fertilización. En paralelo, se establecen los planes semanales relacionados con riego, corta, limpieza, deshierba y tratamientos preventivos, en estrecha comunicación con el departamento de terrenos de juego de FIFA”, afirma.

La Copa Mundial es el pináculo de las tecnologías de preparación y mantenimiento de terrenos de juego. Así lo confirma Diego Brenes, Gerente de Atención de Equipos del COL.

“El proceso de FIFA es muy profesional. Incluye una bitácora digital que registra todas las labores de mantenimiento, con la cual los involucrados pueden tomar las mejores decisiones. La supervisión permanente garantizará que las canchas alcancen su mejor nivel durante la competencia”.

Sobre este punto, Umaña agregó que “gracias a los procesos y tecnologías que aplicamos, los terrenos de juego resistirían mayor cantidad de partidos y entrenamientos, con lo cual se aumentará el rendimiento de la inversión en canchas naturales. Este es un legado que hará más competitiva la industria del fútbol en Costa Rica, generará empleos y nuevas oportunidades empresariales a su alrededor”.

El proceso de preparación y mantenimiento de terrenos de juego se dividirá en dos etapas: de junio a agosto, el COL-CR se abocará en la definición de la línea base, estandarizar procedimientos entre sedes, registrar todos los trabajos en la plataforma de FIFA y realizar labores de corrección y prevención. En la segunda etapa, a partir de septiembre, se intensificarán las labores de mantenimiento para llevar las canchas a un estado del 100% durante la Copa Mundial.