¡Volvió el fútbol femenino! Con esto, la ilusión de los clubes de la Primera División, sus jugadoras y por supuesto, la de los aficionados.

Esta reactivación en el balompié femenil trae consigo una serie de visitas a los estadios, que luego se convertirán en análisis por parte del cuerpo técnico de la Selección Sub 20 Femenina. Así lo confirma su director técnico, Harold López, quien en conjunto con los miembros de su banquillo asistieron -bajo rigurosas medidas sanitarias- a los estadios, con el fin de ser testigos de la reanudación del campeonato.

El objetivo de estas visitas es darles seguimiento a las jugadoras que serán parte del combinado nacional que representará a Costa Rica en el próximo Campeonato Mundial Sub 20 Femenino de la FIFA, que tendrá lugar en nuestro país y Panamá del 20 de enero al 6 de febrero del 2021.

“Estamos muy satisfechos con la reanudación de las acciones. Mi cuerpo técnico y yo asistimos a cada estadio bajo estrictos protocolos, para observar la primera fecha, con el objetivo de seguir a aquellas muchachas que han sido parte del proceso U-20 y por qué no, observar además a quienes puedan ganarse un puesto en la Selección”, explicó el estratega de la juvenil femenina.

López y los miembros del cuerpo técnico observaron además parte de los entrenamientos de los equipos, y para la primera jornada del certamen, coinciden en que el ritmo de juego se vio mermado por razones propias de la falta de competencia. Sin embargo, reconocieron el compromiso de las futbolistas por dar la talla e ir mostrando una mejora en la parte física.

“Es lógico que por el parón la parte física, el ritmo de juego y los detalles a nivel colectivo se hayan visto afectados, pero poco a poco irán se afinando. Resaltamos el compromiso y las ganas de las chicas por restablecer la normalidad y retomar poco a poco el nivel”, añadió López.

Parte de las tareas del banquillo tricolor juvenil son velar por el buen estado de las jóvenes que han tenido proceso de selección; además, observar el compromiso, la responsabilidad y, sobre todo, el crecimiento físico y futbolístico de cada una de ellas.

“Nosotros fuimos, conversamos con sus entrenadores, les preguntamos cómo se comportan, si entrenan en su máximo nivel, o si se preocupan por volverlo a tener. Esto porque la parte integral de las futbolistas es nuestra prioridad”.

López señaló además que el hecho de tener un Mundial Sub 20 en casa es responsabilidad de todos, por ende, debe ser mayor la exigencia para cada una de las jugadoras que tenga posibilidad de mostrarse en este evento.

“Queremos que entrenen y jueguen siendo conscientes de que serán parte de una selección histórica que tiene la responsabilidad de ser anfitriona de una Copa Mundial. Vamos a seguir observando y exigiendo cada día más de ellas, haciendo un seguimiento también con el entrenador de cada club”, concluyó el estratega nacional.

Aunque aún no hay una fecha definida para el retorno de los entrenamientos con las seleccionadas nacionales, el cuerpo técnico de la tricolor femenina Sub 20 se mantendrá a la expectativa con estas visitas y análisis del torneo nacional, mientras esperan acumular el mayor número de entrenamientos una vez que se dé luz verde a las actividades deportivas en el Complejo Fedefutbol-Plycem.