Jugar un Mundial Juvenil Femenino fue de las experiencias más enriquecedoras y de crecimiento como deportistas para las seleccionadas nacionales Daniela Cruz y Noelia Bermúdez, quienes enfrentaron en diferentes años esta competencia internacional de alto nivel.

Cruz fue parte de la Selección Sub-20 que hizo historia por clasificarse al primer mundial de esta categoría para Alemania 2010, mientras que Bermúdez jugó la Copa del Mundo en el 2014 en Canadá.

Daniela y Noelia nos cuentan en esta nota cómo enfrentarse al poderío de selecciones de alto nivel como Francia o Alemania, y cómo es que vivir las experiencias fuera de la cancha les cambió la vida.

“Para cualquier atleta participar en un mundial de su disciplina siempre será de crecimiento, sin importar los resultados. Para mí haber estado en un Mundial Infantil y también en el Juvenil de Alemania 2010 me hizo madurar como jugadora y como persona”, comentó Cruz.

Además, la defensa añadió: “Participar en un mundial juvenil lo hace a uno ir sumando, ya sea que haya derrotas o victorias uno va sumando de a poquito para aprender a gestionar emociones y jugar más tranquilo en alto rendimiento”.

Por su parte, Noelia fue enfática en que personalmente le sorprendió todo el tema logístico que tiene un Mundial y que pese a que las jugadoras de selección están acostumbradas a altos protocolos en torneos de Concacaf, nada se compara con todo lo de un mundial.

“Este Mundial Sub-20 en Canadá nos marcó a todas. En lo personal fue mi primer torneo como titular en la Selección Sub-20, entonces fue asumir un reto importante en mi carrera, una oportunidad de jugar y conocer el fútbol de primer nivel al enfrentarme a grandes selecciones”, indicó Bermúdez.

Lo que más marcó a Daniela fue abrir el mundial contra la selección anfitriona de torneo.

“Nos tocó abrir ante Alemania, estuvimos en la inauguración con un estadio lleno de figuras del deporte, con la mascota y todo. Fuimos el único equipo que le anotamos dos goles a esta selección y fue un honor jugar contra la que fue la campeona del mundo en ese torneo”.

Costa Rica será sede el próximo año junto a Panamá del mundial Sub-20 femenino, el tercero en el que participará la Tricolor juvenil y el segundo que organiza el país.

En los siguientes videos podrá observar las entrevistas con las seleccionadas y conocer más detalle de sus experiencias en Selección Sub-20 en los torneos mundiales.