Con mucha ilusión y ganas por volver a ponerse los tacos y entrenar con la Selección Nacional Juvenil, un grupo de seleccionadas sub-20 volvieron este miércoles a las prácticas tras 4 meses fuera por el parón causado por la pandemia de covid-19.

Los trabajos se realizaron en el Complejo Deportivo Fedefutbol-Plycem a las 6:30 a.m. Tras finalizar el entrenamiento, tanto las seleccionadas como el cuerpo técnico no podían ocultar su emoción por regresar.

“Primero que nada darle gracias a Dios por volver a las canchas. Tener aquí a las jugadoras y estar interactuando con ellas, poder corregir y explicarles los trabajos es importante porque podemos ir ganando tiempo dentro del terreno del juego previo a lo que será el Mundial”, comentó Harold López, director técnico de la Tricolor juvenil.

El entrenador Sub-20 convocó para este reinicio de los entrenamientos a un grupo de 27 jugadoras que estará entrenando tres veces a la semana (lunes, martes y miércoles), de 6:30 a 8 a.m. En el entrenamiento de hoy contó con un grupo reducido de 9 jugadoras debido a que la mayoría tienen compromiso este miércoles en la jornada de la Primera División.

“Hoy contamos con que muchas jugadoras tenían partido de Primera División, pero ya sean 9 o 10 jugadoras todo es ganancia. De aquí para delante todo lo que hagamos será en pro del Mundial”, dijo López.

A poco más de cinco meses para el inicio del Mundial Sub-20 de la FIFA, que se realizará en Costa Rica del 20 de enero al 6 de febrero, el estratega de la Tricolor solo espera tener la mayor cantidad de entrenamientos con las jugadoras para plasmar lo que quiere para enfrentar la Copa del Mundo.

“La fe de nosotros es tener la mayor cantidad de entrenamiento con ellas. El plan está establecido y conforme vayan avanzando los microciclos hay que ir sumando en todos los aspectos técnico-tácticos para que ellas se vayan sintiendo mejor. También se les hizo ver que la competencia aquí es importante, que el día a día va a demostrar si quieren estar en la Selección y que depende de ellas”, indicó.

Por su parte, la portera y una de las capitanas del cuadro tico, Fabiana Solano explicó emocionada el sentimiento que representa para ellas volver a entrenar y saber que es parte del camino al Mundial Juvenil.

“Es un orgullo y emoción porque teníamos bastante de no venir aquí y estar sin entrenar con la selección. Es satisfactorio entrenar pues es lo que ocupamos para el Mundial”, dijo Solano.

Sobre la competencia de las seleccionadas por demostrar desde el día uno que quieren ser parte del equipo mundialista, Fabiana contó que sí existen ansias, pero también debe haber profesionalismo de todas para darlo todo fuera y dentro de la cancha.

“Cada una de nosotras tenemos que ser lideresas dentro y fuera de la cancha, porque todo beneficia o afecta. Tomar responsabilidad del puesto, y cada una con su experiencia y liderazgo en la cancha pueda aportar”, concluyó.

La Selección Sub-20 Femenina regresó a los entrenamientos gracias al protocolo que fue aprobado por el Ministerio de Salud y el Ministerio de Deportes.