La selección nacional sub-20 femenina no se ha detenido y este lunes arrancó su quinta semana de entrenamientos, con miras al Mundial que se realizará en territorio nacional a inicios del próximo año.

Harold López, entrenador del equipo patrio, señaló que conforme ha pasado el tiempo en el último mes, las jugadoras han levantado el nivel.

Además, los primeros días contó con una parte del grupo pues otras tenían acción con sus equipos a mitad de semana.

“Hemos tenido semanas bastantes buenas y estas últimas hemos contado con 23 jugadoras y las 3 porteras. Vamos bien, bajo los lineamientos que hemos querido y contentos porque las muchachas van muy bien”, indicó el timonel.

Las futbolistas primero se enfrentaron a pruebas físicas. Ahora se enfocan en reforzar aspectos tácticos.

“Con las pruebas que se hicieron estamos ya conscientes de lo que está haciendo falta a algunas en la parte física y por ahí les damos algunos trabajos extras (…) Que el torneo se esté realizando nos ha ayudado mucho porque las muchachas han ido subiendo el nivel y con algunas, que a lo mejor no tienen mucha participación, se les mete un poquito más de cargas”, manifestó López.

Por su parte, la defensora Andrea Capmany señaló que los entrenamientos durante el último mes han sido muy duros, pero lo positivo es que ve mucha disposición de las futbolistas que compiten en cada práctica para ganarse un campo en el equipo.

“El mundial está a la vuelta de la esquina, entonces nos hemos estado preparando de la mejor manera. Cada una busca ganarse un campo, pero está bonito, son muy duros los entrenamientos por lo que hay que ponerle bastante. Ahorita estamos practicando salidas y presión al marcar”, comentó la futbolista.

Las jugadoras se mantienen entrenando los días lunes, martes y miércoles a las 6:30 a.m. en el Complejo Deportivo Fedefútbol – Plycem bajo estrictos protocolos sanitarios aprobados días atrás por el Ministerio de Salud.