Luego de casi siete meses sin convocatorias debido a la emergencia sanitaria, la selección mayor regresó a entrenamientos con un microciclo cargado de alta intensidad.

Cuerpo técnico y jugadores coinciden: las pocas ventanas para mostrarse durante este año (la última vez fue para el amistoso ante EE. UU. de febrero) dispararon el voltaje en las prácticas que se realizan desde este lunes y hasta el próximo miércoles en el Complejo Deportivo Fedefútbol-Plycem.

“La respuesta de los muchachos ha sido satisfactoria, están entrenando a muy alta intensidad”, explicó Érick Sánchez, preparador físico de la Tricolor. “Ya completamos dos entrenamientos y las sensaciones que tenemos son muy buenas”.

El grupo de 27 futbolistas efectuó su segunda sesión este martes. El preparador físico manifestó que para todos, jugadores y equipo técnico, era muy necesario volver a pisar el césped. “Tuvimos casi cinco meses de no estar en el ‘verde’. Regresar y estar con los muchachos es gratificante para todos”, añadió Sánchez.

Por las restricciones de viajes internacionales, es probable que el peso de las siguientes convocatorias también recaiga sobre las espaldas de los jugadores que militan en el ámbito local. Un detalle que el cuerpo técnico tiene muy presente.

“El objetivo es ir tomando en cuenta a la gente de acá (Campeonato Nacional) y que sientan que son importantes. No es lo mismo verlos en sus equipos que tenerlos aquí y sobre todo verlos portando el escudo (de la selección), que representa un peso extra”, agregó.

El delantero Jurguens Montenegro, uno de los convocados, es consciente de la responsabilidad que implica ser tomado en cuenta para este período de entrenamientos. “Es una gran felicidad vestir esta camiseta, somos privilegiados por estar aquí, trabajando con tanta intensidad. Ahora nos toca aprovechar cada oportunidad”.

Montenegro remató con una frase que resume la importancia de utilizar bien los minutos en cancha y mostrarse ante el cuerpo técnico. “Depende de nosotros mismos seguir en la selección”.

Por su parte, el zaguero limonense Roy Smith se refirió a la amplitud de un grupo que incluye futbolistas de diez equipos diferentes. “A veces uno trabaja en su club sin saber si lo están viendo, pero igual hay que sacar la milla extra. Los sacrificios y el esfuerzo siempre traen recompensas”.

La Tricolor volverá a la cancha este miércoles por la mañana, para la tercera y última sesión del presente microciclo a las órdenes del estratega Rónald González.