Todo sacrificio vale la pena para intentar lograr un sueño, y así puede decirlo la jugadora Alexandra Pinel, quien viaja todos los días desde La Fortuna de San Carlos hasta San Rafael de Alajuela para entrenar con la Selección Nacional.

Aproximadamente 260 kilómetros al día entre ida y vuelta deben recorrer Pinel y su padre, Oldemar Carranza quien es el encargado de llevarla de lunes a miércoles a entrenar con la Selección Sub 20 femenina al Complejo Deportivo Fedefútbol-Plycem.

“Es un poco cansado, tengo que salir muy temprano, pero al final acá después del entrenamiento vale la pena este sacrificio”, comentó.

La seleccionada nacional contó cómo debe salir todos los días a las 3 a.m. aproximadamente de su casa para poder llegar a los entrenamientos que inician a las 5:30 a.m.

“Sería un sueño que todo este esfuerzo que uno hace para venir a entrenar se pueda ver recompensado con el Mundial. Trabajo fuerte para lograrlo”, dijo la volante de la Tricolor juvenil.

Esta oriunda de La Fortuna tiene 17 años, es una de las más jóvenes de la Selección; ha pasado por diferentes procesos como la Sub 15 y la Sub 17, y desde noviembre del año anterior es parte de la Selección Sub 20.

“Recuerdo que llegué a las selecciones después de unos juegos estudiantiles en donde quedé campeona y ahí el entrenador Harold López me vio y me convocó”, expresó.

Sobre el Mundial que se realizará en Costa Rica, Pinel comentó que se lo imagina como una fiesta total.

“Será como una fiesta, es de lo más bonito del fútbol y claro que para cualquier jugadora es un sueño jugar un Mundial. Para mí sería un momento superlindo poder estar en esa lista para representar al país”, concluyó.

La Selección Sub 20 femenina inició entrenamientos el pasado 27 de julio y se mantiene practicando de lunes a miércoles a partir de las 5:30 a.m. en el Complejo Deportivo Fedefútbol-Plycem.