El joven volante de 22 años Christopher Núñez fue uno de los protagonistas en la Selección Nacional Mayor que completó un microciclo de trabajo esta semana.

Núñez, quien desde los 5 años juega en ligas menores del Cartaginés, hizo su debut con la Tricolor en un amistoso contra Estados Unidos en febrero de este año. Aquel día entró de cambio y pudo comprobar en carne propia la responsabilidad y el orgullo de vestir esa camiseta.

Desde entonces, su buen rendimiento y participación con el Club Sport Cartaginés llevaron al mediocampista a ser tomado en cuenta nuevamente por el entrenador Rónald González.

“Uno trabaja para estar en la Sele y poder mantenerse. Me he sentido muy motivado y creo que con mi club hemos estado haciendo un buen papel en el torneo nacional”, aseguró el volante luego de una de las prácticas efectuadas esta semana en el Complejo Deportivo Fedefútbol-Plycem.

La intensidad de juego y ser determinante a la hora de marcar son dos factores en los que Núñez trabajó dentro de su club, con el fin de mostrar que está listo para estar dentro de la lista de convocados.

“Antes uno venía a los entrenamientos y veía que la intensidad siempre era diferente. Creo que eso lo he cambiado mucho y me he convertido en un jugador muy determinante a la hora de marcar. Pienso que eso era lo que me hacía falta”, reafirmó el volante.

Tanto sus padres, como sus tres hermanos, han sido un soporte fundamental para su carrera futbolística. “Desde muy pequeño me han apoyado en esto y gracias a todo eso es que estoy acá con la Selección Mayor”.

Núñez espera lograr mantener ese buen ritmo y volver a sumar minutos en la Selección Nacional. Es la ilusión que alimenta a decenas de jugadores, con la esperanza de la Tricolor pueda volver a disputar partidos cuanto antes.