A un día de que la Selección Mayor regrese a las canchas para los partidos amistosos ante Panamá, el Director Técnico Rónald González explicó en conferencia de prensa virtual cuáles son los objetivos que maneja de cara a la serie frente a los canaleros.

González puntualizó que las ausencias de legionarios (salvo Óscar Duarte) y las bajas de jugadores convocados de equipos con brotes de Covid, resaltan la importancia de ampliar las puertas de la Tricolor para observar a la mayor cantidad de futbolistas.

La Selección cerró su participación con un entrenamiento este viernes, y de inmediato se concentró en el Hotel Intercontinental, patrocinador de la Federación Costarricense de Fútbol.

Los partidos ante Panamá serán martes y sábado, a las 8 pm, bajo estrictas medidas de bioseguridad supervisadas por los Ministerios de Salud y del Deporte.

Este es un extracto de la plática del técnico González con los medios de prensa.

 

¿Qué idea persigue con el equipo que va a enfrentar mañana a Panamá?

Poder observar jugadores que en partidos anteriores no hemos visto. Va a ser una oportunidad para destacar individualidades.

 

¿Cuál es el rol de Óscar Duarte (único legionario y capitán) en esta Selección?

Es un jugador de experiencia, que compite desde hace años en el nivel internacional. Queríamos tener otros legionarios en este partido, pero por las restricciones de viaje no era posible. Óscar nos da liderazgo en la zaga.

 

¿Cuánto le afectaron los planes la lesión de jugador de Kevin Espinoza (sustituido de la convocatoria) y los casos positivos de Alajuelense por Covid?

Definitivamente hubo una variación del plan inicial; de los jugadores de Alajuelense que estaban convocados, tres iban a ser titulares mañana. Por eso es importante dar seguimiento a más jugadores, aquí se refuerza la idea de que debemos ver a todos los futbolistas del medio.

 

¿El sistema de juego ante Panamá dará continuidad a lo que vimos hace ocho meses en el fogueo ante Estados Unidos?

El sistema de juego no lo determino yo, sino el material con el que cuento. Vamos a procurar un equipo vertiginoso por bandas, con buen manejo en el medio y seguridad en defensa, que nos permita ser más atrevidos en ataque con respecto a lo que vimos en Estados Unidos. Hemos tenido cuatro o cinco entrenamientos, solo dos días de trabajo con el equipo completo, pero la calidad de los jugadores es muy buena.

 

¿Le interesa sacar el resultado (la victoria), o es secundario?

Por supuesto que cada vez que saltamos a la cancha queremos ganar, es una obligación que tenemos como Selección de Costa Rica, y más que somos locales. Sin embargo, no me voy a detener solo en el resultado, no hemos tenido tantos partidos, las exigencias vendrán a lo interno, queremos ver cosas acompañadas de un buen resultado. Esto no es solo ganar o perder, hay que ir consolidando a los muchachos.

 

¿Visualiza una intensidad mayor que Panamá?

Lo determinará el mismo partido. Se ha dicho que Panamá no tiene competencia, pero trae nueve legionarios, algunos los conozco porque juegan en Guatemala o Costa Rica. La realidad es que será un equipo competitivo.

 

¿La idea inicial es repetir la alineación para el martes?

Está por verse, vamos a ver cómo funciona el equipo, y si es necesario hacer una modificación con los mismos jugadores o con otros. Por dicha tenemos seis cambios (dentro de cada juego). Quiero ver el comportamiento de los jugadores, de esos que tienen grandes actuaciones en el Campeonato Nacional, los quiero ver en la Selección contra un rival exigente, aunque no haya público. Siempre se maneja un estrés deportivo que es necesario.

 

¿Qué quiere ver en la cancha para este partido?

Un equipo que tenga la pelota, con buena transición, que no se estacione, que sea agresivo por bandas, con volantes que hagan diagonales. Somos locales y trataremos de tener la pelota.

 

Aparte del marcador, ¿cómo va a medir qué tan exitosos son los encuentros?

Analizaremos temas como la convivencia, la intensidad de los jugadores en entrenamientos, su forma de ser integral, su disciplina, el cumplimiento de horarios, su capacidad cognitiva para acatar órdenes. Hay muchos factores que no solo pasan por la cancha. Es diferente entrenar acá que entrenar en los clubes. Ya llegará el momento de ser más exigentes con el resultado; no significa que estemos renunciando a nada, por supuesto que tendremos que salir a ganar el partido, pero me interesa también ver el comportamiento.