El bello cantón de Orotina vio nacer a Diego Vargas, el jugador de la Selección de Fútbol Sala al que todos llaman el “muchacho de las frutas”.

¿Por qué este sobrenombre? El seleccionado vio una oportunidad en medio de la crisis. La pandemia le hizo ver nuevos talentos personales y se convirtió en todo un emprendedor.

A sus compañeros les ofrece desde ricos aguacates hasta limones dulces y demás variedad de frutas. Gracias a esto, logró pagar el alquiler de su casa cuando en su trabajo como educador físico le redujeron la jornada laboral.

“Con esto tan duro que hemos pasado todos por la pandemia, nos ha tocado emprender. Yo soy educador físico, pero trabajo en lo privado y nos hicieron recortes salariales porque los estudiantes no podían asistir a la escuela”, contó Diego.

“Llegué a tener un sueldo muy bajo que no me alcanzaba para pagar la casa y como mi pueblo es famoso por las frutas, empecé por ahí. Arranqué vendiendo aguacates y ahora, aquí vengo a entrenar y ando ahí en el carro para ofrecer”, añadió.

Diego es uno de los 20 seleccionados que se reúnen semana a semana desde hace más de un mes bajo la dirección del técnico Carlos Quirós. No solo le aporta goles al equipo, también perseverancia y determinación, valores que lo han marcado a lo largo de su vida.

“Esta pasión de fútbol sala nace desde los 6 años en mi barrio, Tres Marías en Orotina. Todos mis amigos salían a jugar en la cancha de cemento de Orotina, donde jugaban los muchachos más grandes y yo llegaba a ver si me daban “pelota”. Como a los 8 años me fueron incluyendo en las famosas mejengas, decían que yo le ponía muchas ganas… hasta llegaba a casa con la frente raspada”, comentó.

Ahora tiene en mente combinar varias metas personales. Quiere seguir emprendiendo y llegar al Mundial de Fútbol Sala. Si bien aún la fecha de eliminatoria es incierta, él trabaja pensando en ganarse un campo que no se le puede volver a ir.

“Estuve cerca de estar en 2 mundiales, por eso quiero luchar por este sueño que tengo ahorita. Quiero darle la alegría al país con la clasificación y después cumplir ese sueño de llegar a un Mundial. No solo haciendo goles, sino dejando en alto a mi cantón Orotina”, finalizó.