Tras siete semanas de haber iniciado los entrenamientos, el director Sheidron Graú, junto a su cuerpo técnico continúan enfocados en retomar el nivel físico de sus seleccionados y mantener los trabajos específicos en cada una de las prácticas. Con el fin de lograr los objetivos de cierre de año.

Tras 6 meses sin actividad, los convocados han respondido bien a los entrenamientos y el timonel considera que el rendimiento de cada seleccionado ha crecido exponencialmente y que la mejoría es notoria semana tras semana.

Apoyo playa“En realidad hemos tenido una evolución bastante importante. Se logra ver día a día en los entrenamientos. Las prácticas se han enfocado en trabajos de fuerza, físicas y técnicas. El preparador físico, Alejandro Villalobos, ha desarrollado un trabajo muy interesante, ha venido aumentando la carga paulatinamente y la mejoría se siente, tanto en los jugadores de las costas como los que vienen a entrenar aquí al Complejo Deportivo” comentó el director técnico.

Punta Leona, Sámara, Limón y el Complejo Deportivo Fedefútbol – Plycem son las 4 zonas en la que el entrenador concentra sus entrenamientos. De esta manera, el dirigente logra contar con los 49 seleccionados en diferentes partes del país.

“Hemos venido trabajando estas semanas con 48 jugadores en las 4 zonas. El día de ayer integramos a un nuevo seleccionado de Limón, quien tiene experiencia en fútbol once y alguien muy importante, el cual queremos tenerlo acá trabajando con nosotros y es una opción más para el pre-mundial” añadió Grau

Por otro lado, los seleccionados consideran que el trabajo realizado durante estas semanas ha sido de mucho provecho, el cual les ha permitido retomar aspectos que, debido a la pandemia, han perdido. Bien es el caso de Andrés Muñoz, quien nos comenta el buen rendimiento que cada uno de los convocados demuestra en los entrenamientos.

apoyo playa 2“Los trabajos físicos como técnicos han sido muy provechosos en cada práctica y nos ha beneficiados a cada uno de nosotros (…) Después del parón, estuvimos un poco rezagados y al retomar los entrenamientos físicos nos costó un poco, pero conforme hemos ido entrenando fuimos mejorando todos esos aspectos” agregó Muñoz.

Con tan solo 21 años y con poca experiencia en competencias directas, Muñoz encontró la pasión por este deporte en febrero del presente año, y a pesar de ver a sus familiares practicar en la arena por bastante tiempo, el decidió que era el momento de iniciar su proceso como jugador. Con esa misma motivación, solo le bastó algunos meses para formar parte de la selección nacional.

“Yo inicié en febrero gracias a mi tío. Ya él tiene bastante tiempo jugando futbol playa y el me ayudó a comenzar este proceso futbolístico. A partir de ahí jugué varios partidos de campeonato con mi actual equipo y recibí el llamado por parte del entrenador para que me uniera a la selección (…) Yo estoy muy contento y agradecido con el profesor, ya que en tan poco tiempo me tomo en cuenta para iniciar los entrenamientos” comentó Muñoz.

La selección de fútbol playa continuará sus entrenamientos en las cuatro zonas específicas del país, con el fin de cumplir los objetivos de cara al premundial que aún no cuenta con fecha definida.