Para un jugador infantil y juvenil llegar a una selección nacional representa no solo un sueño, sino también la oportunidad de recibir un trabajo integral dentro y fuera de la cancha para su crecimiento como futbolista. Y si se habla en tiempos de pandemia, significa recibir el trabajo físico y técnico para mantenerse en ritmo.

El coordinador de selecciones menores de la Federación Costarricense de Fútbol, Luis Roberto Sibaja, explica los trabajos que realizan los seleccionados nacionales sub 17 y sub 20 en tiempos de Covid 19.

“Estamos trabajando con una base que había, e insertando jugadores que traemos por la observación durante los entrenamientos, tanto en la sub 17 como en la sub 20. Ya cuando nos den las fechas de Concacaf (para las eliminatorias mundialistas) haremos la planeación pertinente específica para estos torneos”, comentó.

Sibaja fue enfático en que muchos de los jugadores que integran la sub 17 y la sub 20 la única actividad física que realizan es con la selección, al estar detenidos los torneos de Liga menor por la pandemia.

“Es mucho trabajo el que hay que hacer porque recordemos que hay muchos jugadores que tienen tiempo de no entrenar. Si bien es cierto que los clubes se preocupan por enviarles tareas, no es lo mismo que los jugadores hagan los trabajos de manera aislada que aquí en grupo”, dijo.

Desde trabajos en campo con los preparadores físicos y entrenadores a charlas online sobre conceptos tácticos, charlas con análisis de video, psicología y nutrición, son algunos de los trabajos que se realizan con las selecciones para hacerlo de manera integral.

“Nosotros tenemos contacto con los jugadores en cancha, pero también online con charlas con los cuerpos técnicos. El proceso lo entendemos no solo como un proceso futbolístico sino el mejoramiento integral de la persona. El jugador primero es ser humano antes de jugador de fútbol y por eso la formación tiene que ser en consecuencia con eso”, expresó Sibaja.

El coordinador de Selecciones Menores concluyó que previo a la pandemia se realizaron visorías en varias partes del país con el objetivo de buscar jugadores para integrar estas selecciones menores.

“Previo a la pandemia habíamos hecho visitas a diferentes partes del país, en donde vimos más de 800 jugadores con la posibilidad de ser observados en los procesos de selecciones nacionales. Después de esto, se estableció el modelo de juego, que es la guía de trabajo de todas las selecciones menores. Creemos que los modelos de juego ordenan los procesos”.

Las selecciones menores Sub 17 y Sub 20 continuarán los trabajos el resto del año a tiempo completo y se está a la espera del protocolo de la Selección Sub 15 masculina para iniciar también con los entrenamientos.