Un total de 20 microciclos de trabajo, 78 sesiones de entrenamientos y un aproximado de 75 jugadores observados son parte de los números de la Selección masculina Sub-20 dirigida por el timonel Vladimir Quesada.

Si bien, el cuerpo técnico aún está a la espera de que se confirme en qué fecha jugarán el premundial del área, el entrenador se siente complacido por el tiempo que ha tenido para ver nuevos futbolistas de una generación que cataloga como muy buena.

“Hemos podido extender un poco más el panorama, ver semanalmente a otros muchachos. Algunos repiten, otros los cambiamos, porque hay una gran cantidad de jugadores de esta generación Sub-20 que merecen ser vistos y tienen grandes condiciones”, indicó Quesada.

En este grupo destacan jugadores con rodaje en equipos de Primera División y Liga de Ascenso. Incluso Vladimir Quesada espera incorporar nuevas piezas una vez que los torneos entran en instancias finales y equipos van quedando eliminados.

“Por ese lado estamos contentos y satisfechos, hemos entendido que hay una gran generación de jugadores Sub-20 y que la competencia para cuando se de el clasificatorio va a ser extrema. La cantidad es buena, pero la calidad de los muchachos es todavía mejor”, añadió el entrenador.

Este mes de diciembre descansarán muy poco. Vladimir Quesada es claro en que si el clasificatorio es en el primer cuatrimestre del 2021 necesita aprovechar al máximo el tiempo para hacer equipo.

“Tenemos muy buen grupo, pero necesitamos hacer equipo, ese tiempo de trabajo nos permitiría hacer conjunto que es lo más importante (…) Dependemos de lo que diga Concacaf, no sabemos lo que va a suceder. Si el clasificatorio es en los primeros meses del próximo año no podemos detenernos de entrenar”, finalizó.

La Tricolor Sub-20 masculina entrena esta semana de lunes a viernes en el Complejo Deportivo Fedefútbol-Plycem.