El objetivo cambió para las jugadoras sub 20 que formaban parte, hasta hace dos meses, de la Selección Sub 20 femenina y que, tras la cancelación del Mundial de este año, son optimistas que el reto ahora es sólo uno mayor; una Copa del Mundo con la selección absoluta.

Para las jugadoras Priscilla Chinchilla, Valery Sandoval y Pamela Gutiérrez, jugadoras referentes en dicha selección juvenil, ven como un gran reto el ser la nueva generación de la Selección Mayor.

Priscilla Chinchilla“Primero estoy contenta de volver a ser llamada a la selección, hay que aprovechar las oportunidades ahorita, quizás el año pasado no fue un buen momento para nosotras las de la Sub 20, pero Dios nos abre otra puerta para luchar por un campo en la mayor. Estábamos un poco tristes porque no hay mundial Sub 20 para nosotras, pero igual nos llega la alegría de que hay eliminatoria mayor y ahora es ganarse un puesto”, dijo Chinchilla.

Sobre la competencia que tienen en la Selección Mayor Chinchilla, pese a que es una jugadora con gran experiencia en esta categoría, indicó lo difícil que es luchar por un puesto contra jugadoras con más experiencia, pero que ella y sus compañeras Sub 20 pueden lograrlo con mucho esfuerzo.

“No es fácil, es difícil porque son jugadoras que tienen bastante recorrido aquí. Pero creo que uno puede ganarse un campo luchando, teniendo fe y creo que eso es lo que las Sub 20 hacemos. Cada día entrenamos, le ponemos, madrugamos y vendrán las recompensas”, dijo la seleccionada.

Por su parte, la jugadora Valery Sandoval fue clara en que ellas ya pasaron la triste página del Mundial Sub 20 y toman este 2021 como un nuevo año con un reto mayor, la eliminatoria hacia el Mundial Australia y Nueva Zelanda 2023.

Pamela Gutierrez“Se nos abrió la oportunidad, después del golpe tan duro del año pasado, de venir a la Selección Mayor, lo que hay que hacer es venir a luchar por un puesto. Inmediatamente cuando se cambió el Mundial Sub-20 los objetivos cambiaron y ahora es quedar en una lista final de Selección Mayor”, comentó Sandoval.

Además, añadió sobre lo que les ha dicho el cuerpo técnico tras la convocatoria, “…nos dijo que ya no somos jugadoras Sub 20, al estar convocadas contamos como parte del grupo y así me he sentido”.

De las más tímidas, pero fuerte dentro de la cancha está Pamela Gutiérrez, a quien se le ha negado la oportunidad de asistir a un Mundial, tanto en la Sub 17 como en la Sub 20, pero que no bajará los brazos hasta alcanzar la meta.

“Estoy contenta con el llamado a la selección, ver la lista y sentirse completamente orgullosa de tener la oportunidad de aún poder pelear un campo porque uno siempre desea estar aquí y eso se basa en mucho esfuerzo y dedicación”, comentó.

La defensora concluyó con esta frase: “La noticia de la cancelación del mundial nos dolió mucho porque era un sueño para todas, pero Dios tiene otros propósitos y metas para uno y el llamado a la Mayor es una posibilidad de seguir luchando”.

Actualmente, en el microciclo de esta semana con la Selección Mayor, hay 8 de esas jugadoras que formaban parte de la Sub 20.