Con la confirmación de Guadalajara, México como sede del Preolímpico de la CONCACAF, los integrantes de la Selección Sub-23 de Costa Rica ya definieron que para la segunda semana de febrero empezarán con los entrenamientos, enfocados en la búsqueda del boleto para unas nuevas justas olímpicas.

“Tener claro el lugar y las fechas donde se realizará la eliminatoria nos ayuda mucho para finiquitar detalles de nuestra planificación. Ya presentamos el plan macro de preparación a nuestro director deportivo, Carlos Watson, y al director administrativo, Diego Brenes. Ahí están las fechas que queremos trabajar para la preparación que queremos hacer con miras a este torneo”, detalló el director técnico de la Selección Preolímpica Douglas Sequeira.

Tras presentar a la UNAFUT y clubes la planificación de La Sele Sub-23, se llegó a un acuerdo de que la Preolímpica realice dos microciclos en el mes de febrero. Luego, a partir del 8 de marzo iniciarán los entrenamientos a tiempo completo, previo al viaje a México.

“Estamos muy ilusionados en trabajar fuerte y lograr la clasificación a las olimpiadas. Pero de momento vamos a seguir dándole seguimiento a los jugadores del torneo nacional, así como a los que están afuera”, manifestó Sequeira.

Además, la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe confirmó que la competencia se realizará del 18 al 30 de marzo en los estadios de Jalisco y Akron.

Tras un sorteo que se realizó en enero del 2020 los grupos quedaron de la siguiente manera:

Grupo A: México (A1), Estados Unidos (A2), Costa Rica (A3) y República Dominicana (A4)
Grupo B: Honduras (B1), Canadá (B2), El Salvador (B3) y Haití (B4)

Después de que se dispute la fase de grupos, los países que finalicen en primer y segundo lugar de cada grupo clasificarán para las semifinales. Los dos ganadores pasarán a la final de esta competencia, y cada uno ganará un lugar para participar en el Torneo Olímpico de Fútbol Masculino de los Juegos Olímpicos de Tokio 2021.