Entrenar junto a seleccionados mayores y preolímpicos es un privilegio que pocos jugadores de divisiones menores tienen, pero que en la actualidad los jóvenes que conforman la Selección Sub 18 disfrutan.

El parón en el que se encuentran varios seleccionados que militan en la MLS los llevó a entrenar en las instalaciones del Complejo Deportivo Fedefútbol-Plycem y el cuerpo técnico del equipo juvenil los acogió en sus prácticas para que retomen ritmo de juego de cara a las competencias que se avecinan.

“Ha sido una experiencia lindísima para estos jóvenes poder entrenar con jugadores experimentados de la Preolímpica y de la Selección Mayor. Contar con ellos nos permite subir la calidad y el nivel del entrenamiento, obligando a los muchachos a aumentar la concentración”, comentó el preparador de guardametas del equipo Sub 18 Ricardo González.

Seleccionados juveniles como Berny Segura y Fabián Pérez ven lo positivo que es poder entrenar con jugadores como Francisco Calvo, Giancarlo González, Luis Díaz y Marvin Loría, legionarios que llegan a aportar mucha experiencia.

“Los jugadores de la Selección Mayor y Preolímpica nos hablan durante el entrenamiento, nos corrigen, pero a bien, por lo que nos sirve para ir adquiriendo esa madurez que tanto necesitamos. A mí me han dicho que juegue intenso, que a la hora de tocar la bola le dé duro y que no agache la cabeza, que siga siempre luchando”, aseveró el jugador Segura.

Mientras que Fabián Pérez dijo que los seleccionados mayores los motivan a darlo todo en el terreno de juego y a luchar por lo que se quiere. “Nos dan consejos, nos acomodan, hablan, son líderes, por lo que nosotros debemos escucharlos y aplicarlo dentro del terreno de juego”.

Sobre los trabajos que está realizando el equipo Sub 18, Ricardo González indicó que, aunque están a dos años de iniciar la competencia, no quisieron esperar para iniciar con los entrenamientos y la visoría de jugadores.

“Tenemos suficiente tiempo para poder darle a los muchachos herramientas para que puedan enfrentar lo que viene en estos dos años. Además, se le quiere dar continuidad a algunos jugadores, así como equiparar a los muchachos nacidos en el 2004 con los 2003, que tienen un poco menos de proceso, y que esto nos permita hacer un grupo homogéneo que pueda hacerle frente a encuentros internacionales lo mejor posible”, detalló González.

Los dirigidos por el estratega Harold Wallace se mantendrán entrenando en microciclos semanales, que les permitirán seguir observando jugadores para conformar el equipo que le hará frente al torneo eliminatorio.