La primera prueba de fogueo ante el combinado hondureño dejó conclusiones positivas en la Selección Preolímpica, que este miércoles regresó a los entrenamientos en el Complejo Deportivo Fedefútbol-Plycem.

El timonel Douglas Sequeira rotará varios jugadores durante su segundo partido ante Honduras este jueves, razón por la cual se hizo originalmente la convocatoria de 28 futbolistas.

Luego del primer encuentro, los jugadores que militan en la MLS (Randall Leal, Marvin Loría y Luis Díaz) regresaron a los Estados Unidos a solicitud de sus clubes, al igual que los alajuelenses Fernán Faerrón y Jurguens Montenegro, los heredianos Gerson Torres, Aarón Salazar y Jefferson Brenes y el sancarleño Kevin Chamorro, cuyos equipos lo gestionaron así previamente.

En la práctica de hoy, el entrenador de la Preolímpica fue muy claro en que quiere transiciones rápidas y mucha intensidad. El rival le volverá a exigir al máximo y por eso pide a sus jugadores concentración al máximo.

Estos mismos futbolistas señalan que es importante para ellos el segundo fogueo ante los catrachos, pues la competencia en el grupo es tan cerrada, que quieren demostrarle a Douglas que pueden estar en esa lista final para el Preolímpico.

“Para cada uno de los que estamos aquí es super importante cada minuto que nos den porque todos queremos estar en esa lista. Todos queremos dar el 100% y demostrarle al entrenador que estamos preparados”, indicó el delantero Jostin Daly.

Opinión similar tuvo el mediocampista Fabrizio Ramírez. “Queremos competir y ganarnos un campo para Gudalajara. Sabemos de las cualidades del equipo y eso se refleja en la cancha. Aquí lo importante es aprovechar cada oportunidad.

Los jugadores resaltaron la respuesta del equipo en el primer partido ante Honduras, a pesar de quedar con un hombre menos. “Le sacamos bastante provecho al primer partido. Ahora tenemos que trabajar para el compromiso de este jueves que será un bonito fogueo”.

El segundo amistoso de la Tricolor será este jueves a las 9:00 a.m. en el Ricardo Saprissa. Por disposición de ambas federaciones, el juego será a puerta cerrada.