Sobre la arena candente del Complejo Deportivo Fedefútbol-Plycem, la Selección de Fútbol Playa de Costa Rica cayó este sábado en un amistoso ante Suiza con marcador de 6 a 3.

Este fue el primero de los cuatro fogueos que ambas selecciones tienen pactados. Los helvéticos son uno de los equipos más potentes del planeta en esta modalidad.

Suiza trae a uno de los mejores guardametas del mundo, Eliott Mounoud, cuyo espectacular juego con los pies quedó demostrado rápidamente: el arquero se encargó de abrir el marcador con un gol de lado a lado apenas en los primeros minutos.

Costa Rica reaccionó con anotación de Francis Palmer, aunque muy pronto los europeos volvieron a tomar ventaja con un tanto de Glenn Hodel.

Roger Mora puso el 2-2 momentáneo, pero a partir de ahí Suiza subió las revoluciones con otros dos goles de Hodel.

Yonaiker Gamboa descontó para los nacionales (3-4), mientras que Dejan Stankovic y Tobias Steinman se encargaron de poner el 6-3 definitivo.

El entrenador costarricense Sheidron Grau utilizó una planilla compuesta por Vladimir Adanis, Yonaiker Gamboa, Yendrick Maitland, Greivin Pacheco, Josué Sandí, Marvin Sibaja, Pablo Calvo, Roger Mora, Kevin Castillo, Romario Morales, Francis Palmer y Juan Agüero.

Este domingo se realizará el segundo partido ante los suizos, a partir de las 10 am, mientras que los dos restantes serán miércoles y jueves de la próxima semana. Todos estos compromisos se disputan a puerta cerrada y bajo estrictos protocolos sanitarios.

Costa Rica se prepara de cara al Torneo Premundial Concacaf Beach Soccer 2021, que se efectuará en nuestro país del 17 al 23 de mayo. De esta cita saldrán los dos clasificados al Mundial de Rusia.

 

 

Luego de este primer partido ante Suiza, el entrenador costarricense Sheidron Grau destacó la importancia de foguearse ante selecciones de tan alto nivel.

“Esto es un gran aprendizaje; pese a la derrota, los muchachos afrontaron el compromiso de la mejor manera. Por ahí hubo algunos errores normales mientras alcanzamos la puesta a punto del equipo, además de que Suiza está en la élite. Nos sirve de enseñanza, más que todo para los jóvenes, de forma que puedan ver cuál es el rendimiento de una potencia”, explicó Grau.

Por su parte, Francis Palmer, uno de los anotadores de la Tricolor, ratificó que estos partidos son para competir, pero principalmente para aprender.

“Vamos poco a poco detrás del Premundial, que es nuestro gran objetivo. Gracias a Dios pude anotar en un partido tan complicado, para aportarle a la Selección”, comentó.