La Federación Costarricense de Fútbol reconoce el esfuerzo de las autoridades de gobierno, de los clubes y de la Liga de Ascenso para la realización del partido de la final del Torneo de Clausura, y por eso lamenta los hechos acaecidos este sábado 15 de mayo horas previas al encuentro. Con fuertes campañas de comunicación (por parte de la Fedefútbol, UNAFUT, UNIFFUT, LIASCE y los mismos equipos) se había instado a evitar las aglomeraciones y manifestaciones presenciales.

La Fedefútbol espera en las próximas horas tener la posibilidad de conversar con las entidades gubernamentales para, en conjunto, buscar una solución con el fin de concluir este torneo que, con gran esfuerzo, los equipos de Puntarenas FC y Guanacasteca han hecho para ascender a la primera división.

Además, como ente rector del fútbol nacional, reiteramos nuestra posición de cero tolerancia a las aglomeraciones y reuniones de aficionados que pongan en riesgo su salud y la de sus familias.

Hacemos de nuevo un llamado a los seguidores de los equipos que aún se encuentran activos en LIASCE, UNIFFUT y UNAFUT para que los apoyen con responsabilidad, siguiendo los protocolos sanitarios y desde sus casas.