Con el objetivo de aprovechar el tiempo y “soltar piernas” es que los jugadores Celso Borges, Joel Campbell y Felicio Brown volvieron este jueves a los entrenamientos con la Selección Nacional.

Los tres legionarios terminaron acción con sus diferentes equipos y ahora ponen su mirada en el primer reto a la vista: el Final Four de la Concacaf.

“Es importante arrancar de una vez para ir aprovechando el tiempo e ir asimilando conceptos, pues han sido momentos difíciles donde no hemos podido estar juntos, entonces este trabajo nos cae muy bien”, comentó Celso Borges, quien llega con buenas sensaciones tras una temporada donde ganó regularidad de juego.

“Nos hemos ido adaptando a estos tiempos. Si ya es difícil en periodos normales tener una base sólida de ideas y conexión, pues en tiempos de pandemia es más complicado. Pero hemos podido tener una buena comunicación y se vienen estos torneos y amistoso para ir consolidando cosas”, añadió el futbolista.

El preparador físico, Erick Sánchez, señaló que en estos días los trabajos se enfocarán en equilibrar las cargas con las que los jugadores vienen luego de extensas temporadas.

“La idea es ahondar en la parte física pero también en los protocolos que ellos ya tienen para prevenir lesiones. A tan poco tiempo de competición las ganancias pueden ser pocas, pero nos vamos a dedicar a cuidar la forma que ellos traen”, indicó Sánchez.

Los 3 futbolistas entrenaron desde temprano bajo el fuerte sol en el Complejo Deportivo Fedefútbol-Plycem. Junto a ellos, todo el cuerpo técnico liderado por Rónald González y un grupo de jóvenes Sub-20 que ayudaron a completar la práctica.

La Tricolor jugará el 3 de junio ante México por las semifinales del Final Four, luego jugará el 6 de junio ante rival por definir (ya sea la final o por el tercer lugar) y el 9 del mismo mes en fogueo de fecha FIFA ante Estados Unidos.