Denver, Estados Unidos. Disputar tres partidos en un lapso de siete días será todo un reto para la Selección de Costa Rica, que se enfoca en el rendimiento físico de cada jugador para poder sacar los duelos por el Final Four, así como el amistoso ante Estados Unidos.

Estudiar el rival de turno, México, y orientar los entrenamientos según lo que se quiere mostrar y se enfrentará es muy importante para la Tricolor, pero la resistencia física también se vuelve clave para salir poder sacar el torneo corto en el que se participará.

“Hemos tenido un par de entrenamientos acá y la respuesta del equipo ha sido bastante buena, algo que queda demostrado en los datos que nos refleja la tecnología”, declaró el preparador físico de la Selección, Erick Sánchez.

Después de dos días de prácticas en suelo estadounidense, donde el acondicionamiento físico ha sido intenso, los dirigidos por Ronald González comenzarán con la reducción de cargas de trabajo para darle paso a la parte técnico-táctica de cara al duelo ante los mexicanos este jueves.

“Ya a partir de hoy y mañana los entrenamientos serán de pequeños retoques, principalmente en la velocidad, para empezar a competir y los días que queden de intermedios sean solo de recuperación”, aseveró Sánchez.

Y es que, tomando en consideración que el mismo formato de competencia se utilizará para la eliminatoria mundialista que está para comenzar en el mes de setiembre, es que el cuerpo técnico de La Sele toma este torneo como una oportunidad de ensayo y adaptación a lo que viene.

“Es un desafío interesante. Es la primera vez que tendremos esta seguidilla de partidos, con dos días de descanso entre cada encuentro, por lo que queremos ver la respuesta, principalmente en los primeros dos juegos y de ahí tomar decisiones para el tercer partido. Estaremos midiendo quiénes rinden mejor y quiénes están en las condiciones óptimas para enfrentar el fogueo ante Estados Unidos”, dijo el preparador físico de la Tricolor.

Por su parte, jugadores como el defensor Francisco Calvo comentaron que se están afinando detalles de cara al duelo por las semifinales de la Liga de Naciones, pero que el planteamiento de juego y lo que se quiere llegar a hacer ante México ya lo tienen claro.

“Hace poco los enfrentamos y sabemos que es una selección que le gusta jugar de pie a pie, que es intensa y trata de recuperar tras pérdida de balón, por lo que tenemos que trabajar eso. Intentar presionarlos cuando pierden la pelota, tener el control y ser agresivos”, señaló el defensor de la Nacional.

Mientras que Bryan Oviedo aseguró que los seleccionados costarricenses buscarán hacer su fútbol, pero sin descuidar las virtudes del rival.

“Debemos cuidar la intensidad de ellos, los contraataques, las transiciones que las hacen muy rápido, por lo que tenemos que estar atentos, jugar nuestro partido y tener la pelota. Estar bien parados a la hora de atacar, ya que ellos van a tratar de sacar esa arma, que lo vimos ante Islandia (fogueo del sábado anterior), recuperar la pelota en el medio campo y de ahí atacar a los defensas”, puntualizó Oviedo.

La Sele tendrá esta noche su tercer entrenamiento en la cancha de fútbol de la Universidad de Colorado, para cerrar el miércoles los entrenamientos y estar listos para el duelo que disputarán el jueves ante México.