Llegó la hora cero para el crucial partido ante México por la semifinal de la Liga de Naciones de Concacaf y en el discurso de Ronald González hay confianza y optimismo, aderezado por supuesto con el respeto al rival que les tocará enfrentar este jueves.

El entrenador de la Sele atendió a medios de comunicación de ambos países en una conferencia de prensa virtual desde el estadio Empower Field at Mile High, en Denver, donde mañana costarricenses y aztecas se medirán a las 8:30 pm (la misma hora en Costa Rica) por un boleto a la final del domingo.

“Todos soñamos con una noche perfecta y ojalá sea mañana. Para eso, necesitamos presentar un equipo compacto, ordenado, paciente, que sepa cuándo defender, y además un banco de suplentes que sirva como revulsivo. También vamos a requerir de fortaleza mental, personalidad y unión de grupo”, enumeró el técnico de la Tricolor.

A renglón seguido, González tiró de los libros de historia para apuntalar su optimismo. “Soy fiel creyente de que los ticos, en los grandes eventos, siempre sacamos grandes faenas”.

Los medios consultaron sobre la plaga de bajas en el equipo, que debió hacer siete cambios en la convocatoria para suplir a los ausentes por lesión o Covid 19. “Yo había dicho con anterioridad que la Selección iba a ser inclusiva, no excluyente, para que los jugadores levantaran la mano con las actuaciones en sus equipos, porque en cualquier momento hay que alzar el teléfono y convocar alguno, como nos ocurrió bastante esta vez”.

El timonel de la Sele explicó que, junto a su cuerpo técnico, dedicó suficiente tiempo a estudiar al combinado mexicano. “Hemos tenido sesiones de video, analizamos individualmente a cada jugador que han convocado y conocemos la filosofía de su entrenador. Es un equipo veloz, peligroso, con jugadores desequilibrantes y debemos prestar bastante atención”.

González se cuidó, eso sí, de brindar más detalles de la cuenta, aunque refirió algunas de las variantes que podrían utilizar los aztecas en la posición de número 9, para mostrar que su libreta está llena de apuntes útiles.

“Sabemos que México es un equipo bastante armado, pero nosotros también tenemos jugadores con talento, gallardía y personalidad; no nos vamos a achicar para no desentonar en este partido”, afirmó con seguridad.

Por su parte, el capitán Bryan Ruiz indicó que la Tricolor llega con el objetivo de hacer un gran Final Four, pero con la mira de largo plazo calibrada en el inicio de la ruta hacia Catar 2022, en setiembre próximo.

“Queremos pasar a la final (de esta Liga de Naciones) e intentar ganar el torneo, máxime que en pocos meses estará empezando la eliminatoria. Tenemos la necesidad de ganar y así adquirir esa confianza”, comentó.

Ruiz también evocó el amistoso ante México del pasado marzo, cuando los aztecas sacaron la victoria en el último suspiro. “Hicimos un buen partido, igual que ellos, y nos ganaron con una bola muerta que pudimos haber marcado mejor, aunque ya antes habíamos tenido nuestras opciones. Va a ser duro, pero tenemos la capacidad para ganar este partido”, concluyó el número 10.