Volver a pelear un espacio en la Selección Nacional y demostrar que se encuentra en su mejor momento futbolístico son dos de los objetivos que tiene la guardameta Daniela Solera.

La seleccionada, quien hasta este pasado mes de mayo militaba en el fútbol colombiano con Santa Fe, comentó que para este nuevo llamado a la Tricolor se siente más madura y que realmente ha crecido como profesional.

“Anhelaba volver a estar acá, estoy en un buen momento y quiero hacerlo reflejar así en la cancha. Estamos entrenando muy bien de cara a lo que se viene… Enfocadas en lo que será el juego (ante Guatemala), potencializando el nivel de cada una de nosotras para estar a ritmo para los partidos”, dijo.

La última vez que la portera formó parte de la Selección Nacional fue en octubre del 2018, para el Premundial de la Concacaf, en donde tuvo que asumir la titularidad en esta competencia tras la lesión de su compañera Noelia Bermúdez.

“Daniela ha crecido mucho futbolísticamente, se entrena mejor, tiene más rango de liderazgo dentro en la cancha y eso es fundamental, además la experiencia que en esto del deporte juega un punto a favor y lo tengo, y quiero ponerlo en práctica acá”, describe la arquera el momento en el que se encuentra.

Sobre la competencia que tiene en el arco con porteras con gran experiencia como Noelia Bermúdez, Priscilla Tapia y Dinnia Díaz, Solera fue enfática que en la Tricolor prevalece la sana competencia.

“Siempre lo he dicho que nosotras nos caracterizamos por una competencia sana, entonces tener al lado gente de mucho talento es mejor para uno para crecer. Nos ayudamos y eso ayuda al equipo a ganar”, concluyó.

Solera forma parte del grupo de 20 jugadoras que estuvo en el microciclo de una semana con la Tricolor y que concluyó este sábado, de cara a los partidos amistosos ante Guatemala el 13 y 15 de junio.