Un grupo de 20 jugadoras de fútbol femenino, que forman parte del Programa Piloto de formación de entrenadoras de la Fedefútbol, completó exitosamente el curso de Licencia D que impartió la Concacaf en nuestro país.

La capacitación estuvo a cargo de las instructoras internacionales Elieth Artavia (Costa Rica) y Elna Dixon (Nicaragua), con la supervisión de Éricka Gómez, de la Dirección de Fútbol Femenino de la Concacaf.

El curso combinó clases a través de plataformas virtuales con sesiones presenciales en las instalaciones del Complejo Deportivo Fedefútbol Plycem, a partir del lunes 12 de este mes y hasta el sábado anterior.

Ese último día, bajo la lluvia que azotó al país la semana pasada, las participantes hicieron simulaciones de entrenamientos con equipos de fútbol femenino menor de U-13, U-15 y U-17, para aplicar los conocimientos de las sesiones teóricas.

La Concacaf tiene como objetivo masificar la preparación de entrenadoras en toda la confederación, para continuar con el desarrollo del balompié femenino.

“Estamos muy contentas de parte de Concacaf de poder ejercer un curso más en un país del área, que está trabajando mucho en el desarrollo de programas femeninos, como es la formación de nuevas entrenadoras. Es importante que se abra esta vitrina para que haya más entrandoras dirigiendo en todos los países de la región”, comentó la Instructora Elieth Artavia, quien también es Directora de Desarrollo de Fútbol Femenino de la Federación Costarricense de Fútbol.

Artavia añadió que trabajan con una metodología progresiva, que va de lo más simple a lo más complejo, y que la respuesta de las participantes fue óptima. “En Costa Rica hay mucho talento, tienen las habilidades y capacidad para ser entrenadoras. Esto es un proceso que lleva su tiempo, pero cumplimos el objetivo de que ellas vean qué se siente y qué es lo necesario para dedicarse a la parte técnica”, agregó.

Gabriela Guillén fue una de las estudiantes del curso. La veloz carrilera combina su carrera como futbolista de Primera División con el anhelo de irse preparando para tomar el pito y la gorra dentro de algunos años.

“Han sido semanas muy productivas, les sacamos el mayor de los provechos. Estamos viendo cosas que conocemos de todos los días como jugadoras, pero es diferente tener que enseñarlo”, comentó Guillén.

La futbolista espera asumir divisiones menores de su actual club, Liga Deportiva Alajuelense, para ir escalando peldaños en el mundo de la dirección técnica. “La idea es seguir obteniendo otras licencias, aprender cada vez más, para seguir involucrada en el fútbol femenino cuando termine mi carrera como jugadora y poder aportarle a este deporte”, afirmó con la mirada puesta en el futuro.