La Selección Femenina se nutre con el aporte de jugadoras de categoría menor, y de esta forma también inyecta experiencia a la Tricolor Sub 20.

Este esquema circular permite captar talentos que apenas están despuntando, les da oportunidad de vivir una convocatoria con el equipo absoluto y luego volver a la juvenil a transmitir sus vivencias.

Es el caso de Sianif Agüero, una volante de la Sub 20 que busca un cupo en el Mundial del próximo año en nuestro país, pero que esta semana se entrena en el microciclo de la Tricolor.

“Es mucho lo que una aprende estando en la Selección Mayor, el nivel es distinto, hay más exigencia. La idea es agarrar todo lo que pueda y después ir a transmitirlo a la Sub 20”, afirmó luego de la práctica de este martes.

Sianif se apoya mucho en las veteranas, de quienes constantemente toma recomendaciones. Pero, según dice, hay una en particular que asumió la labor de coacheo tanto en Liga Deportiva Alajuelense como en la Tricolor. “Yo tengo una mentora en el equipo, que también está aquí en la Sele. Lixy (Rodríguez) me aconseja muchísimo y me ayuda bastante”.

El equipo que dirige Amelia Valverde se alista para el inicio de la eliminatoria mundialista, que arrancará en noviembre con una pentagonal ante Guatemala, San Cristóbal y Nieves, Islas Vírgenes de EE. UU. y Curazao. El primer lugar del grupo avanzará a la fase final que reparte los boletos a la cita planetaria de Australia y Nueva Zelanda 2023.

Emelie Valenciano también vivió su proceso de maduración años atrás. Tuvo la oportunidad de estar en el equipo que disputó el Mundial Sub 17 del 2014 en nuestro país, y ahora regresa con un punto de crecimiento personal luego de irse durante unos años a estudiar a Estados Unidos.

“Es un honor volver a estar acá, representando a este hermoso país. Aquí hay que venir a entrenar con todo y eso es lo que estoy intentando hacer”, comentó.

Emelie tiene los mejores recuerdos de aquella cita del 2014 donde Costa Rica fue anfitriona. “No hay palabras para expresarlo, fue algo increíble, una oportunidad inigualable y hermosa”.

Ahora es la generación de Sianif Agüero la que incuba el anhelo de recibir al mundo el año próximo en nuestro país. Eso sí, la volante tiene otras metas adicionales.

“Para mí sería una ilusión estar en un partido de la Mayor y por supuesto también en un Mundial. ¡Se vale soñar en grande!”, afirmó con una sonrisa que la mascarilla no pudo ocultar.