Después de una larga espera, por fin los aficionados pudieron regresar al estadio, bajo un protocolo sanitario que fue todo un éxito el domingo anterior en el partido de la Selección Nacional.

Las personas respetaron las normas dispuestas para minimizar los riesgos y demostrar que es posible disfrutar de espectáculos en vivo durante la pandemia.

-Todas las burbujas ingresaron y se retiraron a la hora dispuesta. Para ello, se dispuso un sistema de horarios de apertura y salida por bloques, de manera que en ningún momento se presentaran aglomeraciones.

-Hubo uso de la mascarilla de principio a fin; cuando fue necesario, los guardas de seguridad les recordaron a algunas personas que se la colocaran correctamente.

-Cada burbuja permaneció en su lugar, a la distancia prudente de al menos 1,80 metros.

Lidia Rojas, Coordinadora General de Eventos de la Federación Costarricense de Fútbol, explicó que la evaluación posterior arroja un balance positivo. “En términos generales funcionó bastante bien, la entrada fue fluida porque las personas asistieron en la hora que les correspondía, aquí nadie aplicó aquello de la ‘hora tica”.

Rojas añadió que el compromiso de las personas que asistieron fue determinante para que todo saliera según lo previsto. “La gente colaboró muchísimo al entrar y salir, eso refleja la educación del pueblo costarricense, entendieron que estamos en una pandemia y esta es la única forma en que pueden volver los eventos”.

Natalia Acuña, de Tres Ríos, fue una de las aficionadas que tuvo la oportunidad de ver fútbol en vivo. “Cantar el Himno Nacional siempre va a ser muy emocionante para uno, y más cuando es para apoyar a nuestra selección”, afirmó.

Este mismo operativo se aplicará en el partido del próximo miércoles ante Jamaica (7 pm). La Federación Costarricense de Fútbol dispuso un nuevo precio para estas entradas, que ahora costarán ₡12.000. Puede comprarlas de manera rápida y sencilla en la página www.specialticket.net.

El objetivo es que este protocolo sea evaluado con detalle después de los dos partidos y permita que las personas regresen a espectáculos públicos (como el fútbol, conciertos, etc.) con aforos cada vez mayores.