Bristones, Lituania. ¡Todo está listo! La Selección Nacional de Fútsal cerró este sábado su preparación para su primer partido en el Mundial, mañana ante Kazajistán a las 9 am (hora de Costa Rica).

El combinado nacional tuvo un último entrenamiento, donde por cierto, el colectivo entre el mismo equipo sirvió como práctica para el equipo arbitral de la Copa del Mundo. Recordemos que este campeonato tendrá como novedad el uso de la asistencia por video.

El técnico Carlos Quirós señaló que el equipo está muy unido y fortalecido mentalmente. Desde el primer juego, la idea es empezar a construir el pase a la segunda ronda, por eso el objetivo es puntuar.

“El compromiso es grande, todos lo tenemos claro porque eso lo hemos venido trabajando desde varios meses atrás. Estar a horas del primer juego representa primero una obligación con nosotros mismos porque tenemos un sueño, una meta que cumplir y eso debe arrancar mañana sumando, desde un punto hasta los tres”, dijo Quirós.

Y añadió: “Ya mañana es ir configurando la clasificación a la siguiente ronda. Competir al más alto nivel tratando de buscar el mejor grupo, la mejor alineación y forma de juego para enfrentar a un rival complicado”.

El rival de los nacionales no será nada sencillo. Kazajistán es un conjunto que juega muy rápido y que cuenta con futbolistas de origen brasileño que le dan un aire diferente a su estilo. Entre esos, su estrella, el portero Leo Higuera.

“En el 2016 también jugamos contra ellos.
Kazajistán es un equipo rápido que tiene varios jugadores brasileños nacionalizados, en cuenta su entrenador. Practican un fútsal que se puede decir es un híbrido, entre el estilo europeo y lo que su entrenador le ha logrado inculcar”, comentó el timonel patrio.

La Tricolor llega al Mundial como Tricampeona de Concacaf, con una generación de jugadores que quieren hacer historia y alcanzar la mejor participación de Costa Rica en una Copa del Mundo de Fútbol.