Birstonas, Lituania. Si algo tienen muy claro en la Selección Nacional de Fútsal es que el duelo ante Venezuela, por la segunda fecha de la fase de grupos del Mundial, no será para nada sencillo.

El equipo costarricense enfocó las últimas horas de preparación en mucho análisis de video del rival y en repasar una y otra vez los errores puntuales que se cometieron el pasado domingo ante Kazajistán.

El asistente técnico Alex Ramos fue enfático en que lo primero que se hizo fue aceptar con humildad lo que no se hizo bien, empezando desde el cuerpo técnico y jugadores.

“Siempre es importante escuchar a los jugadores y demás miembros del cuerpo técnico para hacer una retroalimentación. A partir de la humildad debemos reconocer nuestros errores y las cosas en las que todos nos hemos equivocado y crear nuestras fortalezas y llevarlas a la corrección en la cancha”, comentó Ramos.

Si bien el equipo quería iniciar con el pie derecho la competencia, hoy ven como un reto reponerse en los siguientes 2 juegos para seguir palpitando el objetivo principal, que es acceder a la segunda ronda.

“No se clasifica en el primer partido, pero tampoco quedas eliminado en el primer juego. Es un Mundial, están las mejores 24 selecciones del mundo y por lo tanto ningún partido será sencillo. No llegaremos a ganar caminando, pero dependemos de nosotros para lograr una clasificación”, añadió el asistente.

Costa Rica enfrentó a Venezuela en partidos amistosos el pasado mes de marzo en el Scotiabank Arena del Complejo Deportivo Fedefútbol-Plycem. Sin duda esos duelos les dan un parámetro claro de lo que enfrentarán mañana en Kaunas, Lituania.

“Es un rival complicado, suramericano, su intensidad y ritmo de juego es diferente al de nuestra área, pero que también dista mucho del potencial europeo y hemos estado analizando las posibilidades de cómo hacerles daño”, finalizó.

El equipo nacional jugará este miércoles 15 de setiembre a las 9 am (hora de Costa Rica). La transmisión del juego la podrá seguir por Teletica.