Óscar Álvarez se levanta todos los días a las 4:30 am para cultivar la tierra y arrancarle frutos que después vende en la feria. Pero este martes fue diferente para don Óscar: gracias a una invitación de la Federación Costarricense de Fútbol, este agricultor pudo visitar el entrenamiento de la Selección Nacional y conocer en persona a esos jugadores cuyos goles ha gritado tantas veces desde las montañas de Santa Ana.

Como parte de la campaña Hasta el último minuto, la Federación convocó a cinco agricultores de zonas cercanas al Complejo Deportivo FCRF-Plycem para que acompañaran a la Tricolor y le dieran una voz de aliento a pocos días del vital partido ante Canadá.

Junto a don Óscar estuvieron Minor Azofeifa, Randall Solís, Lisandro Corrales y José Manuel Sandí, muy elegantes para la ocasión: botas, chonete, camiseta roja o camisa abotonada hasta la mitad… y cuchilla al cinto, como debe ser.

El animador Max Barberena los guio por la Federación junto al Presidente Rodolfo Villalobos y la Directora de Mercadeo, Carolina Ulloa. El momento culminante llegó cuando se acercaron a las canchas naturales para saludar a los jugadores y el cuerpo técnico.

“Para nosotros fue muy bonito, nunca habíamos entrado aquí. Estamos muy contentos con el recibimiento porque todos fueron muy amables”, expresó don Óscar visiblemente feliz. “Cuando vi que estaban tan cerca los jugadores, hasta que tenía el pelo parado de la emoción”.

IMG 6315

Por su parte, Minor Azofeifa rememoró cómo era la zona antes de que se convirtiera en la casa de las Selecciones Nacionales. “Aquí lo que había eran potreros, por eso entrar y verlo así es muy bonito. Los muchachos están como en un cinco estrellas”.

Rodolfo Villalobos, Presidente de la Federación, agradeció a los agricultores y a todo el país por volcarse en apoyo a La Sele a través de la campaña Hasta el último minuto. “Hoy fue una experiencia inolvidable, no solo para ellos, sino para nosotros. El equipo se comprometió a darlo todo por estos aficionados que tanto están apoyando”.

Los agricultores también estarán el jueves en el Estadio Nacional, alentando en persona desde la gradería. Óscar Álvarez ya se imagina ahí, viviendo la pasión y la alegría que brotan del fútbol, como brotan de la tierra los tomates y cebollas que cultiva con tanto esmero. Y, al verse en el llano de La Sabana en un día tan importante, de nuevo le ganó la emoción: “¡Con solo imaginarme estar ahí hasta que se me vuelve a erizar la piel!”.

IMG 6320