El ritmo del Premundial Femenino Sub 17 que se disputa en República Dominicana pone a prueba al equipo nacional femenino Sub 17 y al cuerpo técnico, sobre todo en la parte física y de recuperación.

En la fase de grupos las jugadoras enfrentaron un compromiso cada dos días, lo que generó un desgaste importante, tomando en cuenta las condiciones que ofrece el torneo, como las canchas y el clima.

Es por eso que de cara a la ronda de octavos de final, donde las ticas enfrentarán a Nicaragua el próximo sábado 30 de abril a las 5 pm (hora de Costa Rica), aumentar los medios de recuperación se vuelve una tarea vital.

IMG 9665 scaledAsí lo explicó el preparador físico de la Sele, Bryan Mora, quien fue enfático en que ahora es importante utilizar actividades como el uso de la piscina, del gimnasio y ejercicios de movilidad para ayudarles a las futbolistas.

“El torneo lo dividimos en dos, la primera parte donde recuperamos, activamos y competimos y ahora el objetivo es recuperar a las jugadoras tanto en la parte física como en la parte mental, cambiando un poco las actividades y los medios de recuperación”, afirmó.

Las 20 convocadas se encuentran en buenas condiciones, algunas con golpes que serán tratados en estos días por la fisioterapeuta Ana Miranda y el masajista del equipo Jonsy Rodríguez, así como el descanso obligatorio y la buena hidratación.

“Hay una mezcla de sensaciones, las jugadoras están contentas por el pase a la siguiente ronda pero obviamente el resultado ante Estados Unidos mueve un poquito, pero aparte de todo la evaluación es positiva y nos ayuda a encarar lo que viene con la mejor actitud”, añadió el preparador físico.

La Selección infantil tiene claro el objetivo. Ahora que llegan las series a un único partido, la concentración es al máximo y se pusieron como meta ganarle a como dé lugar a las nicaragüenses en el próximo compromiso.