Hoy no es un día cualquiera. Es el día previo al debut mundialista y por eso, el técnico Luis Fernando Suárez y el capitán Bryan Ruiz atendieron a los medios de comunicación en la conferencia oficial de la FIFA previo al juego de este miércoles ante España.

El timonel compartió la mesa principal con el experimentado jugador y ambos respondieron las consultas de medios nacionales, así como españoles. El discurso del entrenador patrio es claro: sabe muy bien lo que enfrentarán pero exhalta la actitud ganadora de su equipo.

Aquí le compartimos las principales declaraciones de Suárez:

Expectativa del juego

Va a ser un partido bien complicado. Debemos ser exigentes en la táctica, estrategia y atención. Buscaremos hacer sentir incómodo al equipo contrario y luego desplegar nuestras fortalezas. Será un partido de esos donde la tensión será al máximo, donde se juegan 90 minutos o más bajo el límite. Los muchachos están con muy buena disposión y ánimo y con ganas de enfrentar este Mundial. Hace mucho empezamos a jugar esto, estuvimos hace unos meses aquí y desde ahí hemos pensado en modo mundial.

Detalles por mejorar

Queremos mejorar. Es una de las cosas que debemos hacer. El grupo ha hecho cosas interesantes. Estamos fuertes como colectivo en la densidad de ataque, mejores salidas y creo que lo hemos hecho. Vamos bien en el trabajo acumulado y espero que se refleje en el partido.

Un año de aprendizaje

La esencia nunca debe cambiarse, las formas sí. Hay una forma del costarricense que debo respetar y a partir de ahí es buscar evolucionar. Hemos tenido un año de un aprendizaje total. No es cambiar por cambiar, sino agregar cosas que el costarricense y el futbolista puede enseñarle a su gente. Hay cosas que queremos ver diferente. De pronto hay que cambiar el vestido pero no podemos traicionar nuestra forma de ser.

Luis Fernando Suarez conferencia

La ambición del equipo

El grupo está muy fuerte emocionalmente. Todo ha servido, no solo después de ganarle a Nueva Zeladanda, sino que eso fue el fin de algo que empezó en los momentos difíciles, ácidos, crueles y donde no había posibilidad de clasificar en medio de un pesimismo muy grande. El grupo se juntó para hacer cosas muy grandes. Luego esa ambición no cambió cuando empezamos a ganar partidos. Si hay un grupo emocionalmente fuerte que he dirigido es este y que tácticamente no lo engañas con cualquier cosa. Siempre me han dado buenas sensaciones. Es un grupo que sabe para dónde va.

Sobre el objetivo de ser campeones del mundo 

El discurso mas fácil como entrenador sería decir que “vamos a ver qué hacemos, de pronto clasificar a la segunda ronda, pero si no clasificamos está bien y que si perdemos es porque los demás fueron mejores y no nos podemos igualar con los rivales”, pero cuando nos eliminen la crítica es que este entrenador es demasiado tranquilo o que se congracia con cualquier cosa.

No vinimos a quedarnos sentados, a tomar fotos a Catar. Esa no es la razón de ser de un equipo o de un entrenador, aunque sea Costa Rica y eso a mí me deja orgulloso. Ojalá en el futuro sean más valientes diciendo siempre que quieren ser campeones del mundo. Si eso es malo, seguirá siendo malo, si voy a recibir críticas prefiero recibirlas a decir que es alguien que se quedó tranquilo por solo estar en un Mundial.